El Comité de Víctimas por la Justicia y la Verdad 19 de Junio Nochixtlán (Convic) denunció que en la madrugada de este miércoles, el camión en el que viajaban fue baleado. Afortunadamente no hubo pérdidas humanas.

El ataque al autobús, en donde también viajaban integrantes de la Sección 22, sucedió en la súper carretea Oaxaca-México, en el tramo Coixtlahuaca. Santiago Ambrosio Hernández, presidente del Covic, en entrevista para Surco Informativo, detalló que al rededor de las 00:30 un automóvil se emparejó con el autobús y comenzó a rafaguearlo. Inmediatamente los viajantes se tiraron al piso y no pudieron observar el modelo del carro que los atacó. (Vía: Surco Informativo)

Covic

El viaje que realizaban los familiares de las víctimas del caso Nochixtlán a la Ciudad de México era con motivo de acompañar en las movilizaciones y marchas tras  cumplirse el día de hoy,  34 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Santiago Ambrosio refirió que el autobús también recibió impactos en la parte frontal, razón por la que el chofer fue herido con una bala que rozó su frente. Este ataque obligó al Covic y a los profesores cancelar su participación en la movilización.

Nochixtlán 19 de junio del 2016

El presidente del Comité lamentó los hechos y aseguró que las intimidaciones contra los familiares de las víctimas continúan. Este ataque sucede cuando apenas, ayer martes, el comité sostuvo una reunión con integrantes de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno estatal, con el propósito de recobrar la seguridad en la localidad.  (Vía: La Jornada)

El Covic surgió después de que, el 19 de junio de 2016, por órdenes de el entonces gobernado Gabino Cué se realizara un desalojo fallido por parte de policías estales y federales en contra de pobladores y maestros de Nochixtlán. En el operativo fallecieron ocho personas por disparos de armas de fuego además, decenas de personas resultaron heridas.

Cada día se incrementan los ataques contra familiares de víctimas por parte de alguna autoridad estatal o federal. Ya sea de manera directa o por omisión. Estos ataques se recrudecen cuando los familiares deciden organizarse para demandar investigaciones claras, para buscar por su propia cuenta a los responsables o como en el caso de familiares de desaparecidos, para buscar el cuerpos de sus hijos, hermanos, padres.