En Yemen, al menos 462 mil niños sufren de desnutrición severa -esto representa un aumento del 200% con respecto a cifras del 2014-, 2.2 millones requieren de atención inmediata y más de 400 mil podrían sufrir inanición; además, un niño muere cada 10 minutos por desnutrición, diarrea o infecciones en el tracto respiratorio.

“El estado de salud de los niños de los países más pobres en Oriente Medio nunca había sido tan catastrófico como lo es hoy”, señaló Meritxell Relano, representante de la UNICEF, en un comunicado: “Las cifras de desnutrición en Yemen son siempre altas y se encuentran en aumento.”  (Vía: Aljazeera)

La desnutrición aguda es una de las principales causas de muerte en niños menores de 5 años y aparentemente ocurre cuando el peso de un niño es demasiado bajo para su estatura y se ve frágil, esquelético.

desnutricion

La provincia de Saada es la región más afectada por la desnutrición en todo Yemen, pues tiene las cifras más preocupantes entre los niños: ocho de cada 10 se ven afectados por esta condición. Es allí donde los niños presentan el más severo retraso de crecimiento -cuando son muy pequeños para su edad- que tiene consecuencias irreversibles para el desarrollo tanto físico como cognitivo de los infantes.

Pero existen otras provincias -Hodeida, Taiz, Hajjah y Lahej- que también han visto a sus niños afectados por la desnutrición a raíz de los 20 meses de guerra que han vivido, indicó la Unicef. Desde marzo del 2015, más de 10 mil personas han muerto y millones han sido desplazados de sus hogares.

desnutricion-guerra

El conflicto, además, ha afectado de manera devastadora al sistema de salud en Yemen, casi al punto del colapso y los grupos humanitarios luchan por hacer llegar la ayuda a todas las regiones que la necesitan, como es el caso de Doctores Sin Fronteras, que ha clasificado a la situación como “extremadamente difícil”. (Vía: Aljazeera)