Si bien después de la caída de la Unión Soviética el ejército ruso seguía representando una amenaza debido al arsenal nuclear que acumuló durante la Guerra Fría, pasado el tiempo el equipo militar empezó a volverse obsoleto si se le comparaba con el de las potencias occidentales, las cuales empezaban a dar un salto generacional, es decir estaban transitando hacia la integración de las nuevas tecnologías en los sistemas militares, dejando a Rusia en un papel secundario dentro de la nueva configuración geopolítica.

Pero, en los últimos años, la Federación rusa no solo ha alcanzado a las potencias occidentales en el desarrollo armamentista, sino que parece ser que en unos años será superior. En poco más de dos décadas el ejército ruso se encuentra al nivel de cualquier potencia militar del planeta, su infraestructura militar se ha desarrollado notablemente, al punto que Rusia volvió a ser un tema prioritario en la agenda de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la cual en muchos casos ha pronosticado derrotas en posibles escenarios de guerra, por ejemplo ante una posible invasión rusa a los países bálticos. (Vía: Sputnik News)

rusia

Las nuevas tecnologías apuntan cada vez más al uso de drones por parte de los ejércitos, ya sea en el desarrollo de naves no tripuladas, como en la integración a equipos militares operados por personal militar. En ese sentido, los drones están siendo desarrollados para operar en equipos aéreos, terrestres y marítimos, con la finalidad de volver mucho más precisa y letal la infraestructura militar, y volviéndola capaz de reaccionar a distintos escenarios de guerra convencional y no convencional, así como guerra preventiva.

En ese ese contexto de carrera armamentista, se dio a conocer información sobre el desarrollo de drones submarinos capaces de cargar con cabezas nucleares de largo alcance que serían capaces de alcanzar objetivos a mas de 6200 millas de distancia, esto por supuesto representa una seria amenaza para países como Estados Unidos. El submarino alcanzaría una velocidad de hasta 56 nudos y puede sumergirse hasta a 600 metros de profundidad.

drones

El submarino también puede ser utilizado para misiones de reconocimiento y espionaje para recabar información táctica y de inteligencia, mandando información en tiempo real a las bases navales rusas. Este submarino se caracterizará además por su bajo costo de producción y mantenimiento, hecho que aumenta la ventaja táctica sobre sus principales competidores. (Vía: Daily Mail)

Los diseñadores del submarino, están en negociaciones con el gobierno ruso para iniciar su producción, por lo que la empresa consideró que no venderá el submarino a ningún otro cliente, por lo que la marina rusa será la única que tendrá ese modelo de submarino en el mundo. El anuncio va acompañado después de que el gobierno ruso anunciara el equipamiento de sus tanques con drones de reconocimiento con el fin de mejorarlos tácticamente, estos drones son capaces de volar a más de 100 metros de altura por tiempo indefinido; asimismo la fuerza aérea rusa está por dar un salto generacional con el Sukhoi PAK FA y el MIG-35, los cuales son aviones caza de quinta generación que se prevé que entren en operación en 2017.