La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el programa Pensión para Adultos Mayores  durante el análisis de la cuenta pública del 2014, el cual atiende a la población adulta mayor de 65 años en adelante y tiene cobertura a nivel nacional. 

Se trata de convenios celebrados entre la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) para acciones relacionadas con este programa y en la entrega de apoyos a ciudadanos que ya están pensionados por otras instituciones; el daño al erario es por 571 millones de pesos.

Además, de acuerdo con información de La Jornada, el pasado viernes 9 de diciembre, la dependencia anunció la suspensión de 493 promotores sociales y la presentación de denuncias penales porque se encontró que había casi 4 mil registros de adultos con base en los cuales los empleados cobraban la pensión.

pension-asf

Desde que Rosario Robles era responsable de la Sedesol, según reveló la auditoría, el programa pagaba cantidades en exceso por los convenios, tales como la incorporación de 328 mil 281 beneficios al programa que nunca se concretó. (Vía: La Jornada)

Asimismo, en 2013 la Sedesol y la UAEM suscribieron otro convenio por 480 millones de pesos para operar ventanillas e incorporar beneficiarios al programa; la universidad debía sumar a 160 mil beneficiarios, pero solo fueron 128 mil, lo que prueba un pago injustificado de 12 millones, considerando que se cotizó en 300 pesos cada incorporación.

Sucedió algo similar en 2014, cuando tampoco se cumplieron las metas previstas en la incorporación de beneficiarios y la institución educativa incumplió otros convenios relativos a la comprobación de supervivencia de beneficiarios y a servicios de mantenimiento del padrón y la digitalización de documentos.

asf-pension-1

La Auditoría también halló que se hicieron pagos de ayuda a 68 mil 388 beneficiarios que ya cuentan con pensiones de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) o Petróleos Mexicanos (Pemex) y determinó que la recuperación por estas irregularidades en los convenios ascendería a 571 millones de pesos.

En cuanto al programa de pruebas de supervivencia y mantenimiento al padrón de beneficiarios, la Sedesol hizo pagos injustificados a la UAEM por 24 millones 542 mil pesos por contratación de personal mayor al requerido y por servicios que la universidad no llevó a cabo. (Vía: La Jornada)