En 2017, los consumidores pagarán un impuesto especial de un peso por cada litro de productos lácteos saborizados, como ya sucede con los refrescos.

Las leches saborizadas como Hersheys, Nesquick, leche de almendra, coco, deslactosada, pasteurizada, ultrapasteurizada, evaporada, deshidratada y todas las que requieran de azúcar durante su proceso, estarán sujetas al nuevo impuesto. (Vía: El Universal)

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) aclaró que este tipo de lácteos tendrán que pagar un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), tal y como se sentará en un anexo integrado a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2017, que se hará público en el Diario Oficial.

lacteos-ieps“Productos lácteos y productos lácteos combinados. Están afectos al IEPS aplicable a bebidas saborizadas cuando en su elaboración se disuelvan azúcares en agua”, señalan.

“Existen en el mercado una gran variedad de productos en los que la leche sólo es un componente, los cuales deben reunir las especificaciones establecidas en la regulación sanitaria y comercial para tal efecto; dichos productos se denominan productos lácteos y lácteos combinados y pueden tener azúcares”, añade el documento en el que se compilan los criterios normativos y se hace referencia a la Ley del IEPS.

El SAT aclaró que estos productos se contemplan en el supuesto previsto del artículo 2, fracción 1, inciso G) de la Ley IEPS, toda vez que su elaboración consista en azúcares disueltos en agua, pero destacó que cuando se añadan azúcares por procedimientos distintos a la disolución en agua, no aplicará el impuesto. (Vía: Regeneración)

lacteos

Ariana Martínez Molina, integrante de la Comisión Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos, consideró que:

“En este caso lo está puntualizando la autoridad, se están incluyendo (esos lácteos) determinando cuáles van a ser los bienes gravados y sus definiciones, y en este caso aunque viene bien definido en la ley, se puede uno topar con otros artículos de la propia ley que dejen un poco ambiguo o confuso la redacción”.

Esto significa que la aclaración es para bebidas que no son propiamente lácteos, lo que traerá controversias para sectores que se dedican a la enajenación e importación de ese tipo de bienes. (Vía: El Universal)