Después del gobierno del priísta César Duarte, el estado de Chihuahua enfrenta una deuda cercana a los 48 mil millones de pesos, cantidad que comprometerá de manera total o parcial los ingresos del estado hasta por las siguientes 3 décadas.

Duarte comprometió los recursos del Fideicomiso Carretero hasta el año 2038 y, desde 2013, comprometió 22.71% del Fondo General de Participaciones hasta el año 2044. (Vía: SDP Noticias)

“¿Qué quiere decir esto? Que las siguientes 5 administraciones, incluyendo ésta, ya no disponen de estos recursos”, señaló el actual secretario de Hacienda estatal, Arturo Fuentes Vélez, al grupo Reforma. (Vía: Reforma)

Hablamos de “recursos que ya se gastaron y por lo tanto son recursos que ya no están disponibles para las siguientes administraciones, para poderlos invertir en programas y en obras”, añadió.

deuda-chihuahua

Y es así como el panista Javier Corral inició su administración este diciembre: con un déficit de 7 mil millones de pesos; antes de terminar el año, tendrá que pagar casi 2 mil millones de pesos a intereses de deuda, equivalente a 55% de la inversión estatal.

“Quiere decir que si no se tuviera este nivel de deuda, estos recursos estarían disponibles para poder realizar más inversión”, detalló Fuentes Vélez. (Vía: SDP Noticias)

Pero el exgobernador César Duarte no fue el único, otros funcionarios de la administración anterior incurrieron también en diversas faltas que podrían constituir delitos.

deuda-2044

Y, a la postre, la bursatilización de fondos carreteros de 6 mil millones de pesos fueron agotados durante la última etapa de la Administración de Duarte.

“A las Subsecretaría de Hacienda le mintieron de que nos iban a dejar ahí un colchón para salir nosotros del año, y cuando le dijimos que ni con el crédito salíamos, lo primero que dijo: ‘bueno ¿y los recursos de la bursatilización?’ Se los llevaron todos, todos, todos”, concluyó el secretario de Hacienda del estado de Chihuahua. (Vía: Reforma)