En el Reino Unido, el regulador de fecundidad y embriología aprobó técnicas polémicas que permitirán a los médicos crear bebés usando el ADN de tres personas para evitar que los niños hereden enfermedades de sus madres.

Sally Chasire, presidenta del organismo regulador, expresó el jueves que la decisión cambiará la vida de las familias que podrán beneficiarse con el tratamiento. En un comunicado señaló:

“Los padres que tienen altos riesgos de tener un niño con una enfermedad mitocondrial que amenace su vida pronto podrían tener la oportunidad de tener hijos saludables y genéticamente relacionados con ellos.” (Vía: El Nuevo Herald)

En 2015, Gran Bretaña modificó sus leyes para permitir a los científicos modificar óvulos o embriones antes de ser transferidos a mujeres, convirtiéndose en el primer país en aprobar legalmente esta técnica.Y en septiembre del mismo año, los médicos anunciaron que habían creado al primer bebé del mundo con tres padres. (Vía: The Guardian)

bebes-adn

Este método pretende resolver problemas relacionados con la mitocrondria, la estructura productora de energía fuera del núcleo de las células, removiendo el núcleo de ADN del óvulo de una madre potencial e insertándolo en el óvulo de un donante, al que previamente se le remueve el ADN. Esto puede realizarse antes o después de la fecundación. (Vía: El Nuevo Herald)

El embrión resultante termina con un núcleo de ADN de sus padre y el equivalente al 1% del ADN del donante.

bebes

Al respecto, el Doctor David King, del grupo Alerta Genética Humana, señalaba que “la decisión le abre la puerta a la creación de bebés genéticamente modificados”. (Vía: BBC)

Sin embargo, las clínicas necesitarán permiso para utilizar este método y según cada caso se concederá dicho permiso. La decisión fue tomada después de revisar el desarrollo, la seguridad y eficacia de los procedimientos durante cinco años.

De cualquier forma, el Reino Unidos no es el primer país que pone en práctica esta técnica pues ya había sucedido anteriormente con una pareja de Nueva York. (Vía: BBC)