Ayer se llevó a cabo una ceremonia para homenajear a los cinco policías asesinados por un francotirador en Dallas (como aquí te contamos). Los hechos pusieron fin a una semana de violencia provocada por el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos. El funeral dedicado a los agentes perdió seriedad y solemnidad con el inesperado baile de George W. Bush.

funeral

Al acto asistieron Barack Obama y su esposa, Michelle Obama, el jefe de la policía de Dallas, David O’Neal Brown, el alcalde Mike Rawlings, y, para sorpresa de quienes ya lo habíamos olvidado, el ex presidente George Bush.

La ceremonia buscaba un tono de solemnindad y reflexión. Para estar ahí, Obama interrumpió lo que probablemente fue su última gira como mandatario de EEUU por Europa. El enorme descontento social y la tensión racial que se ha vivido en los últimos días en su país exigían la atención del presidente.

funeral

Obama dio un largo y sentido discurso para llamar a la unidad a los ciudadanos estadounidenses, y para recordar las vidas de aquellos caídos (de los dos jóvenes afroamericanos asesinados y de los cinco policías que perdieron la vida cumpliendo su deber).

En medio de este homenaje destacó la conducta de Bush, la cual no tardó en viralizarse en redes. El dirigente de EEUU de 2001 a 2009, tomó la mano de Michelle Obama mientras un coro cantaba. En ese momento, Bush empezó a bailar. La primera dama le dedicó una sonrisa incómoda y le siguió la corriente por unos segundos. La cara del resto de los líderes era de desconsuelo.

La principal crítica en las redes sociales fue que a Bush parecía no importarle el dolor de las familias ni el de los colegas de los policías asesinados. Y es que Bush tuvo un protagonismo inesperado en el homenaje. El ex presidente que ahora reside en Dallas, también ofreció un discurso en la ceremonia: “A menudo, juzgamos a los otros grupos por su peor ejemplo, mientras que a nosotros mismos nos juzgamos por nuestras mejores intenciones”, dijo a los asistentes (Vía BBC).

Las críticas en redes sociales por su comportamiento, considerado inadecuado y patético por muchos, inundaron la red en cuestión de horas: