El Bronco cierra Casa de Gobierno y presenta gabinete “sospechoso“

Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco“ tomó posesión del gobierno de Nuevo León esta semana. El día de ayer cerró la casa en la que solían vivir los gobernadores del estado porque la considera “ostentosa“ y con “demasiado lujo“.

En su página de Facebook, publicó imágenes en las que se le muestra cerrando con cadenas la Casa de Gobierno en la que usualmente vivían los gobernadores de Nuevo León. A las imágenes acompaña este mensaje:

Raza estuvimos en la casa de Gobierno para clausurarla, ya que ningún gobernante debería vivir con estos lujos innecesarios y ostentosos, esta residencia era habitada desde 1991 y le costaba al Estado unos 400 mil pesos mensuales con todo y helipuerto, ¿Ustedes creen que un gobernante deba vivir así?

El gesto no deja de ser significativo, pero ¿basta como para considerar que su gobierno es austero o exento de corrupción?

A principios de esta semana, presentó al gabinete de su gobierno. Los nombres de varios de sus colaboradores han levantado inquietud entre los neoleonenses preocupados por la corrupción. Por ejemplo, como procurador del estado se nombró a Roberto Flores Treviño, a quien se le ha vinculado con el crimen organizado. Corre un audio en las redes en las que el abogado Flores defiende a narcotraficantes.

#Bronco en la presentación de su gabinete
#Bronco en la presentación de su gabinete

Además, en el nuevo gabinete se encuentra también Roberto Russildi como Secretario de Desarrollo Sustentable. El Congreso del Estado ya investiga un probable conflicto de intereses, pues Russildi es vicepresidente de una de las constructores más grandes del país. Imagínense qué conveniente podría ser tener a un constructor como encargado de las obras de desarrollo del gobierno.

Se ha hablado mucho del nuevo gobernador de Nuevo León en su primera semana de gobierno. Queda mucho tiempo aún y todavía no tenemos elementos suficientes como para juzgar su gestión. Lo cierto es que independientemente de gestos simbólicos como cerrar la Casa de Gobierno, Jaime Rodríguez Calderón tiene mucho trabajo por delante para construir un gobierno transparente y cercano a la ciudadanía.