Hace unos días publicamos un video sobre corrupción en el Partido Acción Nacional (PAN), cuyo caso de ser comprobado algún día dejaría muy mal parados al gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, y a Ricardo Anaya, actual presidente del partido. Bueno, pues hoy el vocero panista en la Cámara de Diputados, Juan Pablo Adame, reconoció las irregularidades y declaró que ningún militante permanecerá en la organización si es hallado culpable.

Según publicó Notimex, Juan Pablo Adame aceptó que hay corrupción dentro del partido, por lo que es necesario emprender una limpia y que sean expulsados todos los militantes involucrados en escándalos sobre este acto reprobable, y a la vez común en la política mexicana…

Adame también dijo que los militantes de este partido que se les compruebe están involucrados en actos de corrupción serán expulsados.

¿Cómo ven? Parecen buenas sus intenciones pero los panistas no se declararán culpables los unos a los otros tan fácilmente… ¿o sí?

(Ricardo Anaya, ahí te hablan)