Si ustedes habían pensado que las múltiples violaciones que cometió el Partido Verde durante las pasadas elecciones de junio habían sido suficientes como para que la organización perdiera su registro como partido político, pues no, esto según la interpretación de la autoridad electoral, es decir, el INE…

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) determinó este viernes que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en efecto, incurrió sistemáticamente en actos ilegales para obtener ventaja indebida sobre sus rivales en los comicios, según publicó La Jornada.

Pero, tales hechos, según la gente del INE, no son de la gravedad suficiente para que el Partido Verde pierda su registro.

Así se expresó la consejera Pamela San Martín, quien asistió a la sesión de la comisión de quejas sin derecho a voto:

“Me parece difícil entender que 20 hechos que afectan a la equidad, en conjunto no la afecten. No logro entender cómo ocurre eso… Que este partido permanezca, tiene efectos; el mensaje que se manda al resto es: se vale incurrir en todas esas conductas”.

Justo allí descansa uno de los grandes puntos alrededor de toda esta situación: ¿en verdad la sistemática y repetitiva conducta de violaciones del PVEM no merece un castigo ejemplar? Si esto pasó en 2015, de terror imaginar las próximas campañas electorales que se avecinan, tanto las de 2016 como las de 2018.