En Ciudad Madero, Tamaulipas, una niña de 11 años de edad asesinó a 2 de sus hermanos, de 3 años y 9 meses cada uno, bajo supuestas órdenes del diablo, según declaró la menor.

La niña “Fernanda C” fue ingresada al Hospital Civil de Madero el 10 de agosto porque intentó suicidarse con pastillas. Al hacer las investigaciones, las autoridades encontraron que en ese mismo hospital, en semanas recientes, la familia también había hospitalizado a las 2 hermanas y un hermano de la menor.

Primero, el pasado 19 de julio ingresaron al nosocomio, sin vida, a una bebé llamada Camila, de 9 meses de edad. Luego, el 27 de julio, Fabián, de 3 años de edad, fue internado inconsciente y horas después falleció. Dos días después, el 29 de ese mes, Merely, de 9 años, fue hospitalizada sin consecuencias fatales. La atendieron por crisis nerviosa y suplicaba que no dejaran que la tocara su hermana Fernanda, pues aseguraba que era mala.

Según información proporcionada por la Agencia del Ministerio Público Especializado en Protección a la Familia, en su relato ante la Fiscalía, Fernanda confesó “que ella privó de la vida a sus 2 hermanitos, pues voces se lo ordenaban”. A ambos los asfixió.

Al parecer sus padres ya se habían enterado de que su hija “hablaba con el diablo”, pero no le dieron importancia. Luego voces le ordenaron según su declaración que se reuniera con sus hermanos que había matado. Fue hasta que la hospitalizaron tras el intento de suicidio que su confesión permitió revelar el estremecedor caso.