Un nuevo ataque contra el periodismo se registró este domingo en Poza Rica, al norte del Estado de Veracruz. Al filo de la madrugada, las instalaciones del semanario Presente fueron atacadas a balazos, además de que se quemaron tres vehículos que pertenecían al dueño de dicho medio. De acuerdo a los informes policiales, se cuentan al menos 19 impactos en la fachada del edificio y no se registran lesionados.

Las instalaciones atacadas no sólo eran la base del semanario, sino también el domicilio de Jesús Villanueva Hernández, director de Presente, quien se encontraba en el lugar, junto con cinco miembros de su familia, al momento del atentado.

Los Servicios Periciales de la Fiscalía Regional de Justicia se hicieron presentes en el sitio del ataque, así como representantes de la Comisión Estatal de Atención y Protección de Periodistas y la asociación Comunicadores Unidos del Norte de Veracruz. Benjamín Portilla, presidente de esta última, acompañó a Villanueva Hernández y a su familia a presentar la denuncia correspondiente en la Fiscalía Regional.

Según reportan medios locales, los trabajadores de Presente habían sido recientemente amenazados por el personal de seguridad del Alcalde de Papantla, Marcos Romero. Todo esto después de la publicación del titular:“Atole con el dedo le da a sus paisanos, minimiza la inteligencia de los papantecos”; dirigido al propio Romero. La publicación señala que el Edil y su administración continuamente ignoran las peticiones de sus ciudadanos.

El ataque se da en un momento particularmente álgido para el gobierno de Veracruz, luego de que el gobernador Javier Duarte fuera severamente cuestionado por el asesinato de Rubén Espinosa; fotoperiodista crítico a su administración y a la desprotección que viven los periodistas bajo su régimen.

El pronunciamiento de la CNDH no se hizo esperar. En voz de su presidente, Luis Raúl González Pérez, aseguró que se ha abierto un expediente de oficio referente a este caso. Asimismo, exigió a la Fiscalía Regional de Justicia el pronto esclarecimiento de los hechos y condenó la violencia en contra de los periodistas y los atentados contra la libertad de expresión en nuestro país.