El estado de Puebla se ha convertido en el segundo del país que regula la operación de apps de transporte como Uber luego de que este sábado el Congreso estatal aprobó los cambios necesarios para ello.

Bajo la recién creada modalidad de “Servicio ejecutivo“, Uber y cualquier otra app similar que quiera ofrecer sus servicios en la entidad deberá cubrir requisitos como pagar un permiso expedido por la Secretaría de Infraestructura y Transportes, aunque no requerirá una concesión, a diferencia de los taxis o del transporte público.

Además, los vehículos no deben de tener una antigüedad máxima de 5 años, deben estar registrados en una plataforma gubernamental y los conductores deberán aprobar exámenes toxicológicos.

Por lo demás, Uber, que ya opera en el Distrito Federal y en Querétaro, no ha anunciado cuándo comenzará a operar en Puebla, pero al menos la reglamentación ya está en pie.