La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Michoacán ya terminó los peritajes de lo ocurrido en Tanhuato, Michoacán, donde la Policía Federal habría ejecutado a 43 supuestos integrantes del crimen organizado. Las autoridades reconocen que no cuentan con los elementos suficientes para determinar si hubo ejecuciones extrajudiciales.

Al no poder determinar lo anterior, la autoridad estatal se declarará incompetente en el caso, lo que derivará en que la investigación sea turnada a la instancia federal así como el expediente competo. Una vez hecho esto, la Procuraduría General de la República (PGR) dictaminará y hará sus conclusiones sobre los hechos de Tanhuato el pasado 22 de mayo.

Debido a que la investigación se turnará a la PGR y a que aún se están desarrollando algunas diligencias, no es posible dar mayores detalles sobre el caso. De acuerdo con el reporte de la Procuraduría de Michoacán, la PGR brindó apoyo técnico en algunos peritajes, sin tener acceso al expediente que lleva la PGJEM.

Hasta el momento sólo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha tenido acceso al expediente y ha sugerido algunos peritajes.

Cabe señalar que el último de los cuerpos fue entregado a finales de junio. Se trató de una persona oriunda de Tala, Jalisco, quien tenía 27 años de edad. Ya fue entregada a sus familiares.