El 5 de junio de 2009, en la ciudad de Hermosillo, Sonora, ocurrió un incendio en una bodega de la Secretaría de Hacienda del Estado, ubicada a un costado de la Guardería ABC. A pesar de los esfuerzos por salvar a todos los niños de la estancia infantil, murieron 49 infantes y muchos más resultaron heridos de gravedad. A seis años de la tragedia, la PGR solicitó la detención de varias trabajadoras de la guardería. El día 21 de agosto, un juez federal negó las 22 órdenes de captura.

El Juez Tercero de Distrito del Estado de Sonora, Ricardo Ruiz del Hoyo Chávez determinó que no eran suficientes las razones expuestas por el Ministerio Público de la Federación para solicitar la detención:

Las órdenes de aprehensión fueron solicitadas por la probable responsabilidad de las 22 empleadas en la comisión de los delitos de homicidio culposo por omisión; lesiones culposas (que no ponen en peligro la vida) y lesiones culposas por omisión (lesiones que ponen en peligro la vida). Todos tipificados por el Código Penal Federal.

Sin embargo, tras estudiar el caso y revisar las pruebas y peritajes, el juez determinó que:

[las trabajadoras] sí llevaron a cabo acciones de evacuación y salvamento de muchos de los infantes que estaban bajo su cuidado, pero que no pudieron desalojar a la totalidad de ellos, por la rápida propagación del fuego, rapidez ocasionada, según dictámenes periciales, por la falta de medidas preventivas en la construcción del establecimiento habilitado como Guardería.

¿Entonces quiénes son los responsables de la tragedia?

Del resultado de los propios dictámenes periciales, se establecieron omisiones a cargo de los dueños de la Guardería, arrendatarios de la bodega contigua perteneciente a la Secretaría de Hacienda del Estado y autoridades, tanto del Instituto Mexicano del Seguro Social, como de Protección Civil Estatal y Municipal, no destacando omisión alguna a cargo de los empleados de la Institución educativa. (Aquí el comunicado completo)

Esperemos que la diligencia que la PGR mostró al señalar como presuntas responsables a las trabajadoras de la estancia infantil sea la misma que muestre al exigirle respuestas a todos los responsables de las omisiones que hicieron posible el terrible incendio.