Y no se detiene. La caída de los mercados asiáticos, luego de que la bolsa en Shangai se desplomara, dejó una estela catastrófica en los países emergentes. Todo esto aunado a la caída en los precios del petróleo, ha provocado que el dólar alcanzara máximos históricos.

De manera que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) abrió sus operaciones con una caída de 6.68%. El Índices de Precios y Cotizaciones pasó de 42 mil 163.82 unidades a 39 mil 472.20. Así que el peso  sigue sufriendo, esta vez por la ola negativa originada en China.

Por segunda semana consecutiva, la moneda nacional rompe récords. Esta vez, el dólar se vende en 17.45 pesos en ventanillas. Todo a pesar de que el Banco de México comenzó las subastas diarias de 200 millones de dólares, como una manera de que se mantenga la confianza en la moneda y no ocurra una depreciación tan fuerte.