El presidente Enrique Peña Nieto presentó ayer la iniciativa de Legislación Secundaria en Materia de Disciplina Financiera para Estados y Municipios, frente a representantes de los 2 mil 400 municipios del país. El objetivo es llamar a las entidades a conservar estabilidad hacendaria.

La ley que presentó el presidente es parte de la reforma constitucional de responsabilidad hacendaria. Con ella, se pretende que tanto los gobiernos estatales como los municipales conserven una disciplina financiera y no se sobre-endeuden. Todo esto con el fin de que México mantenga estabilidad macroeconómica y sea un destino atractivo para los inversionistas internacionales.

“Desde aquí le refrendamos al mundo que somos una nación responsable, un país en el que se puede creer y confiar“

La iniciativa llegó ayer mismo a la Comisión Permanente de Congreso de la Unión, que la turnará a la Cámara de Diputados para su análisis y dictaminación en los próximos días.

El proyecto de ley pretende poner candados al endeudamiento en las entidades y mecanismos de transparencia para el gasto público.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, apuntó que si bien el endeudamiento no es un problema mayor (otros se endeudan más, según él, como Argentina o Brasil), es necesario imponer disciplina financiera a los estados y los municipios para mantener la estabilidad macroeconómica del país.

Las declaraciones “positivas“ tanto de Peña Nieto como de Videgaray se suman al discurso generado desde la semana pasada. Según esto, otros países están peor que México y todo está bien (puedes ver aquí un resumen de las porras que nos echan el presidente y el secretario).