El gobernador de Veracruz, Javier Duarte, será llamado a declarar por el homicidio del fotoperiodista Rubén Espinosa y de la activista Nadia Vera, luego de que ambos señalaron en videos -meses antes de ser asesinados- como responsable a Duarte si algo les sucedía.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) confirmó esta tarde que Javier Duarte declarará en calidad de testigo, derivado de una línea de investigación que siguen por el multihomicidio de la colonia Narvarte, en el DF, donde además murieron otras 3 mujeres: Yesenia, Virginia y Alejandra.

En un comunicado de prensa, la PGJDF dio a conocer que llamar a declarar a Javier Duarte será posible gracias al acuerdo interprocuradurías firmado en Acapulco, Guerrero, durante la Conferencia Nacional de Procuradores, el 23 de febrero de 2012.

No precisó la fecha, pero la PGJDF agregó que será esta misma semana cuando Duarte declare, para así darle celeridad a la investigación.

Por su parte, el gobernador de Veracruz ya ha empezado a ensayar su declaración en diversos programas de radio. Ayer, con José Cárdenas, negó que Nadia Vera o Rubén Espinosa fueran  “incómodos“ para su gobierno. En un juego de palabras que sería inteligente sino fuera porque es una muy evidente manipulación, Duarte subrayó que Nadia Vera sólo lo responsabilizó a él de su seguridad:

“Y en esa expresión la comparto plenamente, soy responsables de la seguridad de todo aquel que vive en Veracruz, soy el gobernador del estado, soy el responsable de la seguridad pública de nuestro entidad, por ello, comparto las expresiones de Nadia Vera, pero lamentablemente esos hechos que se suscitaron no ocurrieron en Veracruz, ocurrieron en el Distrito Federal donde no tengo jurisdicción”

Veremos en qué acaba esta historia, y en qué deriva la declaración de Duarte en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF); sobre todo porque cada vez que el priísta abre la boca, insiste en echarle toda la culpa al gobierno de Miguel Ángel Mancera. Ya ven que declaró que “lamentablemente estos hechos no ocurrieron en Veracruz, sino en el Distrito Federal“.