Feminicidios en el Estado de México

El Secretario General de Gobierno del Estado de México, José Manzur, declaró que no es necesario lanzar una alerta de género en todos los municipios de Edomex, sino sólo en los que han presentado casos de ese tipo. (¿Te acuerdas que en julio emitieron la alerta para once municipios? Puedes leer la nota aquí). Sin embargo, incluso en los municipios donde Manzur considera que sí es necesario tomar acciones preventivas, el proceso de implementación de la alerta ha sido lenta y no ha mostrado resultados tangibles.

Mientras Manzur lanza mensajes de reconocimiento a las mujeres de la entidad, las cifras muestran que las mujeres del Estado de México sufren violencia sistemática.

Por ejemplo:

el pasado 31 de julio de 2011 a 2013 se registraron 840 asesinatos de mujeres en la entidad, de los cuales solo 145 fueron investigados como feminicidios, y entre 2011 y 2012 la procuraduría local informó que desaparecieron 1,258 mujeres, de las cuales más de 53% tenía entre 10 y 17 años de edad (según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio)

¿Por qué la realidad es una para los políticos y otra para los ciudadanos? En primer lugar, porque en México no han terminado de formarse procedimientos legales adecuados para combatir muchos tipos de violencia. Muchas veces los casos de agresiones contra mujeres son tratados como problemas familiares, aún cuando en el 57% de los casos la mujer atracada no conocía a su agresor. Y cuando la víctima conocía a su agresor desde antes de los hechos, la solución que las autoridades recomiendan es la reconciliación. Es decir, que ambas partes lleguen a un acuerdo y no se levante ninguna denuncia.

La falta de capacidad para tratar con casos de violencia contra las mujeres, la corrupción, la negligencia, la interminable burocracia de los procesos de denuncia, son factores que se suman para ocultar una verdad que existe a todas luces.

feminicidio31archivocimac_0

Para aclarar:

El término feminicidio comenzó a discutirse en México en 1994. Marcela Lagarde lo define como:

[un] crimen de odio contra las mujeres, como el conjunto de formas de violencia que, en ocasiones, concluyen en asesinatos e incluso en suicidios.

[…] es la inexistencia o debilidad del estado de derecho, en la cual se reproducen la violencia sin límite y los asesinatos sin castigo. […] el conjunto de delitos de lesa humanidad que contienen los crímenes, los secuestros y las desapariciones de niñas y mujeres en un cuadro de colapso institucional. Se trata de una fractura del estado de derecho que favorece la impunidad. (Si quieres leer más, da clic aquí)

Para Marcela Lagarde, el feminicidio es un crimen de Estado, ya que depende del mal funcionamiento de las instituciones gubernamentales y puede ocurrir en condiciones de guerra o paz.