En esta entrevista Rubén Espinosa ya había advertido que lo estaban amenazando