Un usuario de Uber en Londres grabó una pelea entre dos conductores de esta aplicación de transporte, iniciada luego de que uno de los choferes golpeara el retrovisor del otro vehículo.

El sujeto que grabó el incidente, Seb Bench, declaró al diario Evening Standard que la pelea se detuvo hasta que el usuario que iba en el otro carro se bajó a separarlos.

Un vocero de Uber declaró que ambos conductores fueron suspendidos mientras realizan la investigación correspondiente para deslindar responsabilidades, puesto que su política interna es de “cero tolerancia a la violencia”.