James Holmes será sentenciado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional después de que un jurado no pudo ponerse de acuerdo el viernes sobre si debería ser condenado a muerte por la masacre que provocó en un cine de Colorado, las nueve mujeres y tres hombres dijeron que no pudieron llegar a un veredicto unánime en cada uno de los 24 cargos de homicidio.

Eso elimina automáticamente la pena capital para el neurocientífico fallido, cuya defensa argumentó que mató a 12 personas debido a que está enfermo de la mente. Los fiscales argumentaron que Holmes merecía morir porque planeó metódicamente el ataque de 2012 , cuando se proyectaba el estreno de la película de Batman en el condado de Aurora, en el estado de Colorado, a la cual se presentó disfrazado de Guasón, e incluso escuchaba música en sus audífonos para no escuchar a sus víctimas gritar.

El mismo jurado había rechazado el argumento de la defensa sobre su enfermedad mental, ya que consideró que Holmes era capaz de distinguir el bien y el mal cuando mató a 12 personas e intentó asesinar a otras 70.

El atacante había comprado su boleto para ver el estreno de la película de Batman 12 días antes de la trágica noche.