Los hermanos Scott y Steve Leader, de 38 y 30 años, atacaron a un ciudadano mexicano en las calles de Boston. Lo golpearon con una pieza de metal y lo orinaron. Al ser detenidos por la policía, aseguraron que lo hicieron porque “parecía un inmigrante ilegal sin hogar“.

El connacional de 58 años se encuentra ya hospitalizado. Las autoridades consulares de México se pusieron en contacto con él para brindarle protección y la asesoría legal que necesite. Por su parte, él les expresó que era un ciudadano mexicano con estancia legal en los Estados Unidos. Las autoridades de Boston confirmaron que el hombre se encontraba legalmente en su país, incluso tenía número de seguro social.

El cónsul general de México en Boston, Daniel Hernández Joseph, se refirió al ataque:

“México condena enérgicamente este hecho y hace un llamado para que las contribuciones de la comunidad migrante a la economía, la sociedad, los valores y la cultura de Estados Unidos sean reconocidas“

Los hermanos Leader ya se encuentran bajo custodia de la policía sin derecho a fianza. Enfrentarán cargos de asalto y agresión para intimidar por motivos de origen nacional.

donald trump

Un reporte policial indica que al momento de ser arrestados, los hermanos declararon:

“Donald Trump tenía razón, todos estos ilegales deben ser deportados”

Al ser cuestionado al respecto, el candidato republicano dijo que el ataque era una “vergüenza“. Sin embargo, acotó:

“Yo diría, que toda la gente que me sigue son muy pasionales. Ellos aman este país, y quieren que este país sea grande de nuevo”

Este ataque se da en el contexto de las recientes declaraciones anti-migrantes de Donald Trump. De acuerdo a ellas, “los mexicanos están robando los trabajos a los estadounidenses“ y hay que obligar que México pague un muro fronterizo para evitar la migración. Al final, no es raro que la propaganda de odio genere odio.