Así es, a pesar de que ayer le habían dado auto de libertad, Semeí no abandonará la cárcel porque la Procuraduría de Michoacán le cumplimentó una nueva orden de aprehensión.

Recordemos que Semeí era el líder autodefensa al que fueron a capturar los del Ejército en Aquila cuando fueron los enfrentamientos de Ostula en los que las balas del Ejército terminaron con la vida de un niño de 12 años y dejaron heridos a una niña de 6 y a otras dos personas.

Pues bueno, el nuevo mandato de captura fue librado por un juez local por los delitos de robo de mineral y quema de urnas, por lo cuales el también comandante de la Fuerza Rural sabrá requerido en las próximas horas para comparecer.

Además, ña PGR apeló el auto de libertad que le fue concedido por el delito de portación de armas de uso prohibido (hay que recalcar que la gente de su comunidad afirma que4 fue el mismo gobierno quien le dio las armas).

¿Cómo ven?