Ya pasaron 10 meses de la tragedia de Ayotzinapa y la investigación sigue estancada, debido a trabas de la Procuraduría General de la República y del Ejército mexicano sobre el plan de acción y seguimiento detallado al caso, que está dando un grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

A 10 meses, la verdad histórica de la PGR no ha llenado el vacío.