Trabajadores, activos, jubilados y pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) invitaronn a la sociedad en general a la jornada de lucha que llevaron a cabo el día de hoy viernes 31 de julio de 2015.

Esta jornada pretende dar a conocer la situación precaria en la cual se encuentran las instituciones públicas de salud, políticas y reformas que realiza el gobierno en turno.

Hubo movilizaciones en todo el país del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en las ciudades de Monterrey, San Luis Potosí, Chihuahua, Cd. Juárez, La paz, Mazatlán, Veracruz, Orizaba, Xalapa,Tepic, Comarca Lagunera, Cancún, Guadalajara, Matamoros, Zamora, Puebla de los Ángeles, D.F. y Edo. de México (zona conurbada).

Los trabajadores del IMMS y gente afiliada a otros sindicatos como el de IPN, SME, CNT, SSA entre otros sindicatos y sectores sociales, se oponen de manera contundente a la reforma a la Ley del Seguro Social.

“El problema del beneficio de esta ley es que no se apreciará en lo inmediato, los trabajadores notarán que su ingreso disminuye pero pasarán años antes de que puedan ver los mayores recursos en su Afore”, señala el abogado Jorge Sales Boyoli, experto en derecho laboral.

Actualmente, la carga social representa el 27% del ingreso, de aprobarse el proyecto, lo que podría pasar del 28 y 32%, esto podría impactar decisiones de inversión productiva para generar empleos.

“Tenemos que hacer que la fuerza laboral no pierda competitividad en el poder adquisitivo del trabajador, y si la cuota del Seguro Social encarece la mano de obra, definitivamente habría un impacto en la fuerza productiva de México”,  informo Pablo Noreña.

Desaparición de áreas completas como la de intendencia dentro de la intuición, el cierre de tiendas del IMSS, han dejando así listo el panorama para que lleguen las empresas de “outsourcing” y  promuevan empleados con poco salario y sin prestaciones son algunas de la denuncias entre otras que realizaran los trabajadores de la dependencia.