Si de algo han estado hablando los medios internacionales ha sido de las dramáticas pérdidas que han sufrido los mercados chinos  en las últimas semanas (lo cuál, como siempre también nos ha afectado…si no nos creen vean como el dólar cerró ayer a 16.15 pesos)…esto terminó hoy, pero ¿cómo le hizo el gobierno chino para frenar la caída de sus bolsas?

La intervención del gobierno no fue cualquier cosa, y es que la bolsa de Shanghai cerró hoy con beneficios del 5.57 % tras comenzar la semana con pérdidas del 3 %… bueno para no hacerles el cuento largo los mercados chinos habían perdido cerca de una tercera parte de su valor. Fue entonces cuando el gobierno chino prohibió a los accionistas con participaciones superiores al 5 % en alguna empresa vender sus acciones en los próximos 6 meses.

Así que alrededor de la mitad de las acciones que cotizan en las Bolsas chinas no se están comercializando. Según Bloomberg, la cifra de empresas chinas que no quieren o no pueden comerciar sus valores en vista de las fuertes pérdidas aumentó en 194 y asciende ya a 1.439.

Y bueno, si esta medida no era suficiente, China puso a trabajar a sus empresas estatales y les ordeno que compraran masivamente acciones propias.

Además el banco central de China volvió a prometer hoy también medios económicos suficientes a las Securities Finance Corporation, que financia los créditos a los mercados de valores.

También dijo el banco central que inyectaría 35 mil millones de yuanes a los mercados.

Como ven, el gobierno chino parece tener todo muy bien cubierto… sin embargo, una demanda débil y una debilidad continua de la economía están pegando fuertemente a la inflación, es por eso que los precios de fábrica cayeron el mes pasado un 4.8 %.

¿Y a nosotros qué nos importa?

Bueno, tal vez China se vea como un país lejano, pero es muy importante su economía a nivel internacional pues ha funcionado los últimos años como uno de los motores de la economía mundial…y está fallando.

China es un gran inversor en las economías de varios países (incluida América Latina), así que un problema allá se ve reflejado automáticamente en la economía mundial.

Las intervenciones del Gobierno chino tampoco son tan bien vista por los expertos en economía pues podría ser un paliativo para algo que es probable que sea sistemático o el efecto de decisiones riesgosas como la compra especulativa de acciones.

En fin, parece que junto a la crisis griega, en economía internacional es bueno tener los ojos sobre China, porque, como siempre, todo esto nos va a afectar.