“Es poquito, pero les sirve de mucho”. Con esas palabras, “Layín”, polémico alcalde de San Blas, Nayarit, dio pie a su más reciente movida para acaparar los reflectores, la cual consistió en repartir dinero, algo así como 500 mil pesos, y despensas, entre habitantes del municipio.

Hilario Ramírez Villanueva, mejor conocido como “Layín”, declaró que las despensas y el dinero salieron de sus propios recursos, porque según dijo el ayuntamiento no tiene recursos. Sin embargo, este sujeto es recordado por haber aceptado públicamente que “robó poquito” de las arcas municipales…

De acuerdo con el medio Nayarit en Linea, Layín repartió entre la gente hasta 200 pesos en efectivo a cada habitante y billetes de 20 pesos a los niños.