El día de hoy, un bebé palestino murió quemado vivo en un incendio que supuestamente fue perpetrado por colonos israelíes. 

El ataque tuvo lugar en la madrugada y la Policía ha informado que la principal sospecha es que se trata de colonos extremistas judíos que lanzaron cocteles molotov contra dos viviendas palestinas en la localidad de Duma, cerca de Nablus, en Cisjordania.

Además de que murió el bebé, en el fuego resultaron heridos de gravedad sus padres y su hermano de 4 años, algunos de ellos con quemaduras en más del 70 % de su cuerpo.

Afuera de las viviendas pintaron en hebreo “Larga vida al Mesías”, “Venganza” y “Lista de precios”, ésta última es una expresión que se refiere a que un daño a los colonos  o a la colonización debe ser “pagado” con otro daño a los palestinos.

Ya van varios años que colonos extremistas siguen la estrategia de atacar a civiles palestinos o sus propiedades. También atacan a miembros del Ejército y de la Policía del propio Israel pues lo hacen para “vengarse”  por las decisiones contra la colonización judía de Cisjordania.

Los ataques de hoy se realizaron después de que el miércoles se demolieran dos edificios en la colonia de Beit El y se evacuaran a cientos de colonos que protestaban en el asentamiento de Sanur, en el norte de Cisjordania, evacuado forzosamente hace diez años y… pues, exigían regresar a colonizar.

Vecinos están indignados

Claro que el caso dio la vuelta al mundo en cuestión de horas. Y es que los habitantes del pequeño pueblo de Duma están enormemente desmoralizados y enfurecidos por el hecho de que las autoridades israelíes “no hagan nada para controlar a los colonos, que atacan las casas, matan a las ovejas y, ahora, matan a los niños”, así lo dijo a Efe un vecino de la localidad.

Otra vecina, Afsha Dawabsha, quien estaban junto a medio centenar de mujeres que estaban acompañando a la familia de las víctimas dijo:

“Han matado a mis vecinos (sic) quemándolos. No descarto una Tercera Intifada”

Añadió:

“Nosotros no somos agresivos y mira lo que nos han hecho estos colonos violentos”

Medio millar de hombres de la pequeña localidad de tres mil habitantes acudió a la oración de la mezquita al mediodía, antes de participar en el funeral del Alí Dawabsha, de año y medio y cuyos restos quedaron calcinados.

La casa del abuelo estuvo durante la mañana rodeada de cientos de personas.

El vecino Yaser Dawabshe dijo:

“Todo el pueblo se despertó con los gritos, la gente está extremadamente triste y enfadada”

Afirma que cuando llegó al lugar para ayudar:

 “el bebé ya había muerto” .

“Lo único que pude hacer para ayudar fue desconectar el gas. La casa estaba ya totalmente quemada”

El caso llegará a la Corte Internacional

Un funcionario palestino dijo a la agencia Efe:

“Este caso se va a llevar ante la Corte. Esta mañana se ha reunido de emergencia el equipo legal palestino para ver qué medidas tomar en tribunales internacionales”

Según el funcionario, este cruel acto, de haber sido perpetrado por extremistas judíos:

“puede caer bajo más de una categoría de los crímenes que la corte estudia. Si se confirma que está relacionado con la impunidad generalizada por el Estado israelí a los colonos puede ser considerado un crimen de guerra o también de lesa Humanidad”.

Por otro lado, Xavier Abú, portavoz de la Organización para laLiberación de Palestina, dijo:

“Los palestinos necesitan justicia”

“Estos ataques se han debido a la impunidad que Israel garantiza a los colonos”

“Si esos colonos están ahí es por una decisión política de Israel. Están protegidos por Israel. Israel no puede ahora sorprenderse de los crímenes cometidos por una cultura de odio que ellos mismos han implantado”.

Por otro lado, Israel ha ordenado mantener en secreto las información relativas a la investigación del caso.

Por el momento, no se ha anunciado la captura de los sospechosos.

Después de estos terribles hechos, la policía israelí se ha desplegado masivamente en el casco antiguo de Jerusalén, sobre todo en los alrededores de la Explanada de las Mezquitas, en previsión de manifestaciones. Los hombres menores de 50 años tienen prohibida la entrada en ella.