¿Recuerdan a Eric Garner, aquel afroamericano de 43 años que murió a consecuencia del uso excesivo de la fuerza policiaca de EU? Su fallecimiento causó conmoción dentro y fuera del país porque, básicamente, los oficiales lo asfixiaron mientras él repetía una y otra vez “I can’t breathe” (no puedo respirar).

El incidente quedó registrado en video. A raíz de su difusión en redes sociales, ciudadanos emprendieron numerosas acciones bajo el lema #ICantBreathe. Miles de personas salieron a las calles de Estados Unidos para protestar y diversas personalidades se solidarizaron con la familia del joven.

En 3 días, el 17 de julio, se cumplirá un año de su muerte. En la víspera de que se cumpla esta fecha, el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer, ha anunciado que las autoridades de Nueva York acordaron compensar con 5.9 millones de dólares a la familia de Garner.

El caso de Garner ocurrió en el condado de Staten Island y fue uno más de los varios que en los últimos meses despertaron la indignación en Estados Unidos ante los reiterados abusos policiacos contra afroamericanos y latinos: #BlackLivesMatter.

Un elemento clave en el caso de Garner fue el video de los hechos, el cual muestra a un policía vestido de civil sometiendo al afroamericano, sospechoso de vender cigarros de manera ilegal, con un maniobra para sofocarlo que también es… ilegal.

blacklivesmatter

El policía, rodeado de otros de sus compañeros, persiste en la maniobra de sometimiento pese a que Garner, que está completamente desarmado, repite en 11 ocasiones que no puede respirar. La autopsia reveló que Garner murió por estrangulamiento, tal como sugiere el video.

Sin embargo, un jurado de la ciudad decidió no presentar cargos contra el policía responsable de la maniobra, Daniel Pantaleo.

eric.garner2

¿Cómo ven? La compensación económica sin duda servirá de algo a la familia de Eric Garner, no obstante, esto no cambiará de ninguna manera el comportamiento de los policías de Estados Unidos. Según cifras publicadas por Vox, en los últimos 15 años al menos 5,600 personas murieron en EU a causa de la brutalidad policiaca.