Contrario a lo normal, el Chapo nunca fue cambiado de celda

¿Si hubieran cambiado al Chapo de celda su fuga no hubiera pasado? No, o al menos no de esa manera…

Pese a que lo normal es que reos de alto perfil pasen periódicamente de una celda a otra, o hasta de un penal a otro, Joaquín “El Chapo” Guzmán jamás fue movido de la comodidad de su celda, en el área de Tratamientos Especiales del Penal Federal del Altiplano.

Quizá porque en otras celdas no había cámaras, el caso es que un funcionario federal que está al tanto de la investigación confirmó que desde el 22 de febrero de 2014, cuando fue detenido en Mazatlán, hasta el sábado pasado, cuando escapó por un túnel de 1,500 metros de largo, “El Chapo” siempre estuvo en la celda 20.

El penal en cuestión es de máxima seguridad, no obstante, el líder del cártel de Sinaloa fue capaz de construir un túnel de 1,500 metros de largo y a tan sólo 10 metros de profundidad de la cárcel, que conectaba de la regadera de la celda del Chapo para comodidad de su futura fuga hasta una casa en obra negra, en cuyo interior se instaló lo necesario para llevar a cabo la excavación.

Esto es lo que fue encontrado en la mentada celda. La imagen es de Milenio:

chapi.celda

Y aquí un recorrido por la celda, publicado por El País.

De acuerdo con Reforma, quien asignó al Chapo a esa celda, y decidió dejarlo allí todo el tiempo, fue el Consejo Técnico Interdisciplinario del penal, un órgano colegiado que hacía recomendaciones al director Valentín Cárdenas para administrar la prisión del Altiplano.

Capos como Alfredo Beltrán Leyva, alias “El Mochomo”; Albino Quintero Meraz, “El Beto”, Osiel Cárdenas Guillén y Benjamín Arellano Félix eran cambiados de celda dentro de sus penales al menos cada 2 meses. De hecho, al cumplir un año, Miguel Treviño Morales, aka “Z-40”, líder máximo de Los Zetas, fue cambiado de prisión.

Pero nada de eso ocurrió con el Chapo. Se la hubieran puesto difícil, aunque el hubiera no existe…