Se cumple un mes más y el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa sigue sin concluir, así que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) cuestionó que la PGR no haya ejecutado órdenes de aprehensión por el caso ni haya indagado a personas que podrían estar involucradas en los hechos.

El informe fue presentado ayer y señala que hay 3 indiciados que cuentan con órdenes de aprehensión sin ejecutar; dos probables responsables cuya situación jurídica no se ha determinado y la coparticipación de 11 inculpados que sólo son mencionados por su apodo, pero que no han sido investigados ni ha sido determinada su identidad (y decía Murillo que no daría carpetazo).

El presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, exigió a la PGR cumplir con los mandamientos judiciales de detención pendientes y coordinar acciones para ejecutar las órdenes de aprehensión.

Además, en el texto se le pide a la PGR agotar todas las hipótesis y las líneas de investigación.

La PGR ya dijo que atendería todas las observaciones y recomendaciones (habrá que ver si es cierto).

En un comunicado la PGR dijo:

“La PGR reitera su compromiso de continuar con una investigación profunda, exhaustiva y transparente, tendente al esclarecimiento puntual de estos hechos”

Por otro lado el presidente de la CNDH pidió a todos los funcionarios que rompieran sus relaciones con los criminales, pues la situación es insostenible (es increíble que se les tenga que pedir esto).