Siguen los problemas maritales entre la pareja presidencial mexicana, Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, ahora desde Francia, tierra donde el amor se respira hasta en el aire… o eso dicen.

Como sabrán, Peña y una numerosa comitiva mexicana están de visita oficial en territorio galo. El encuentro coincidió con la Fiesta Nacional de Francia, y fue precisamente previo al desfile militar de esa importante fecha que ocurrió el numerito.

Primero Rivera se negó a estirar el brazo para que Peña caminara con ella, y momentos después, luego del saludo con Francois Hollande, el presidente desairó a la primera dama, quien intentó tomarlo del brazo pero él no se dejó.

El desplante entre Peña y Rivera sucedió en el marco de la visita de Estado efectuada con miras a fortalecer la relación entre ambos países y atraer inversión a México, mientras por acá el escándalo por la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán continúa.

La primera parte de los problemas maritales en la pareja presidencial ocurrió justo en el marco de otra visita oficial, la de los reyes de España a México. ¿Recuerdan aquella mirada furiosa de La Gaviota cuando EPN la dejó con el brazo estirado? Va de nuevo:

Así es como EPN despierta la furia de la GaviotaPeña Nieto dejó con el brazo estirado a Angélica Rivera en un evento con el rey Felipe. La mirada de ella lo dice todo: sopit.as/1H7E4rO

Posted by Plumas Atómicas on Domingo, 5 de julio de 2015