Hoy, a las 12 del día, el presidente Enrique Peña Nieto dará un mensaje por su segundo informe de gobierno. Sabemos de sobra que los verdaderos problemas de México son el crecimiento económico y la inseguridad que serán convenientemente disfrazados. Es por esto que, junto a ti, queremos exigir al gobierno que nos explique las verdaderas razones por las que no ha dado solución a ninguno de los dos. El día de hoy, todos juntos diremos #EPNdiLaVerdad ante lo que diga en su informe.

En este segundo informe de gobierno, el presidente presume la aprobación de las reformas y la apertura del mercado energético a los intereses extranjeros, así como la conversión de Pemex y CFE en “empresas productivas del Estado”. También habla de la puesta en marcha de su plan de seguridad, con todo y cambio de uniformes. Lo que definitivamente no hace, es explicar su falta de precisión para dar siquiera un pequeño paso hacia adelante en la solución de los dos problemas fundamentales del país: el estancamiento económico yla falta de seguridad.

Los  “resultados” expresados en el informe, no son necesariamente algo que pueda presumirse. Los mexicanos sabemos bien que las reformas fueron aprobadas en un escenario teatral que dio lugar a todo, excepto a la discusión.  Esto no es culpa exclusiva del PRI y sus aliados: la oposición mostró una falta total de imaginación. De esta manera, perdió la batalla… si es que alguna vez pensó emprenderla, pues de hecho, todo estaba ya abiertamente pactado.

Durante los últimos días, Peña ha mostrado su imagen en los medios mucho más de lo que lo hizo durante la discusión de sus reformasParece llegar tarde al juego a propósito.La pregunta es clara: ¿dónde estaba el autor de tales propuestas durante el proceso en el que debía defenderlas? En sus nuevas apariciones, según afirma, el presidente busca interesar a la sociedad en los problemas políticos del país.

Peña cree que los mexicanos no estamos lo suficientemente preocupados por el futuro del país en temas como seguridad y economía. Un pensamiento así sólo puede tenerlo alguien que vive en una burbuja completamente ajena a la realidad: nuestro dinero vale menos, nuestros impuestos y los precios de los productos que compramos siguen subiendo y el crecimiento económico no tiene fecha. Créanos, señor presidente: cualquiera que pase por esta situación tiene un serio interés en escuchar no la más simplona, sino la más comprometida y detallada de sus explicaciones en torno al estado actual y al futuro de este país.

Por el momento, de legislar a implementar las reformas hay un abismo. Mientras Peña sólo nos da un kilométrico listado de cifras desarticuladas o explicaciones que no dejan de subestimar a los ciudadanos en el informe, nosotros te dejamos por acá un diagnóstico de estos primeros 21 meses de gobierno,con los problemas económicos y de seguridad que atravesamos, algunas de sus causas y las principales razones por las que el proyecto del presidente no hará de éste un país más rico ni más seguro.

2infomoviendo_feat

Estancamiento económico#EPNdiLaVerdad

El engaño energético #EPNdiLaVerdad

Es innegable que el país pasa por los mismos dos problemas fundamentales que hace dos años: inseguridad y estancamiento económico. Es necio decidir cuál es más importante o cuál causa al otro: si el Estado es incapaz de proporcionar seguridad, el crecimiento económico es imposible. Por otro lado, si el Estado no puede propiciar el crecimiento económico, la delincuencia se convierte en una alternativa mucho más atractiva y rentable.

Cuando Peña entró a la Presidencia, México se encontraba en un escenario de bajo crecimiento que era, con todo, positivo. Que un país reporte crecimiento económico no es suficiente para asegurar que está haciendo las cosas bien. Aunque se produzca más en un año que en el anterior, también puede ocurrir que los ciudadanos tengan más deudas con su gobierno y que deban pagar precios más altos, o bien, que el propio Estado tenga fuertes deudas externas que deba pagar.

Pues bien, el estancamiento económico de México consiste precisamente en eso: nuestra economía crece, pero no tan rápido para que el alza en precios y el pago de impuestos (fruto de la Reforma Hacendaria) no nos afecten. Tampoco es suficiente para saldar la deuda externa que Felipe Calderón elevó al doble.

¿Por qué Peña no elevó la deuda del país para impulsar la economía? Bueno, la razón es simple: la banca condicionó cualquier préstamo a la aprobación de la#ReformaEnergética. Sin la reforma, no hay préstamo, sin préstamo, no hay impulso económico. Los petroleros y las financieras no son para nada dos esferas diferentes. Por lo tanto, la estrategia de crecimiento se reduce a la #ReformaEnergética.

Lo malo es que ese pilar no tiene los cimientos fuertes que necesita para funcionar. No es lo suficientemente rígida en los mecanismos que deberían impedir que esa inversión sólo beneficie a los empresarios sin beneficiar al país. Todo lo contrario, deja las puertas abiertas a la corrupción de los políticos: a que Peña y su gente  saquen provecho del negocio energético sin que esto se traduzca en crecimiento económico.

Es más, según el gobierno, nuestros recibos de luz deberían bajar en el “mediano plazo”, pues la electricidad será producida con el uso del gas natural y no con la quema de combustibles más caros. Sin embargo, la propia OCDE señaló que la apuesta por el gas natural no es la mejor ya que las reservas podrían acabarse en un lapso de tiempo más corto del que el gobierno tiene pensado. No contento con ello, la OCDE también ha señalado que los métodos de extracción, como el fracking, tienen serias consecuencias ambientales y con serias queremos decir de alto impacto económico, por lo que algunos de sus miembros la han suspendido. Esto demuestra una vez más que en este país no se entiende que medio ambiente y desarrollo económico van de la mano.

El acelerado crecimiento energético de Estados Unidos, por ejemplo, fundado en la ilusión del gas natural y el fracking hace apenas unos años, ha comenzado a caer, lo que explica su actividad en Medio Oriente y su preocupación por impulsar la #ReformaEnergética en México. Nos han vendido bien un modelo que a ellos mismos ya los está rebasando. 

La propuesta económica presidencialista que fue aprobada con la #ReformaEnergética no mostrará sus beneficios sino hasta dentro de 2 años, de acuerdo con la propia administración. No obstante, en cuanto llegue, comenzará una rápida caída, y es probable que sea mucho más rápida que el propio proceso de estabilización. En todo caso, fundados en un proyecto destinado al fracaso, ¿qué importa el retraso de los supuestos beneficios?

Por otro lado, la #ReformaEnergética no tiene los candados necesarios para evitar la repetición del ya famoso caso de las mineras. Las empresas mineras en nuestro país son uno de los mayores lastres económicos. Se trata de grupos que obtienen tierras para la explotación de minerales a precios increíblemente bajos y que extraen de ellas ganancias altísimas. Estas empresas pagan tan pocos impuestos que resultan ridículos. Antes de la Reforma Hacendaria, sólo pagaban el derecho de la concesión. Tras la reforma, deben pagar impuestos de producción menores al 7% de su utilidad, uno de los más bajos del mundo. En otras palabras, estas compañías extraen nuestros recursos sin dejar ni la décima á de lo que ganan con ellos.

Por si fuera poco, también los grupos de crimen organizado participan en el negocio de los minerales mexicanos. Los Caballeros Templarios, encabezados por Servando Gómez “La Tuta”, manejan el comercio de hierro con destino a Asia desde el puerto de Lázaro Cárdenas, y extorsionan a los dueños de las mineras para compartir las ganancias.

Muchas veces se le ha preguntado al presidente cómo evitará que la #ReformaEnergéticarepita el caso minero. Peña siempre evita la pregunta. No es para menos. El gobierno parece incapaz de poner reglas estrictas para la explotación de los recursos. “La Tuta” es un mejor recaudador de impuestos que Hacienda.

Nuevos impuestos #EPNdiLaVerdad

Por otro lado, ya podemos sentir el rigor de los nuevos impuestos, con los que Peña piensa lograr una recaudación mayor para dotar al Estado de más recursos. México es uno de los países con menor recaudación fiscal. No obstante, el Estado lograría mucho más si encontrara una manera efectiva de motivar a los comerciantes informales y a aquellos que no pagan impuestos a contribuir. Para ello sería necesario lograr que el comercio formal fuese mucho más prometedor que el informal.

Como hacer esto implicaría obligar a las empresas privadas a ofrecer buenos incentivos a sus empleados y Peña teme retar a las empresas de este país, prefirió cargar a quienes ya son contribuyentes regulares con impuestos que no incentivan el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas ni a la economía en general.

En otras palabras, el gobierno no quiso enfrentar a las empresas que no ofrecen beneficios a los trabajadores y prefirió exigir mayor cooperación a quienes ya de por sí necesitan recursos para crecer en la formalidad. La lógica detrás de tal estrategia se apoya en la idea de que el milagro energético logrará el crecimiento suficiente  para evitar que la nueva carga fiscal frene el desarrollo. Lo malo es que no considera los 2 años de estancamiento prolongado, ni las fugas de capital que ese milagro contraerá, comenzando con los sobornos que las petroleras paguen al presidente y compañía.  ¡Hola impuestos, hola estancamiento! ¡Adiós recursos naturales, adiós crecimiento!

Salario mínimo y falta de empleo #EPNdiLaVerdad

Hay dos formas de incentivar el crecimiento económico del país. Una es pedir prestado, invertir adecuadamente y ganar lo suficiente para reactivar la economía y pagar el préstamo. Como ya hemos visto, el gobierno mexicano administra muy mal y sin transparencia sus préstamos y siempre terminan siendo una carga sin producción.

La otra forma es incentivar el crecimiento de empleos y salarios. Las grandes compañías afirman que es imposible pagar más, pues de hacerlo, se verían obligados a despedir gente porque cada trabajador saldría más caro, sus costos de producción serían mayores y sus ganancias menores. En un modelo de libre mercado, es imposible obligar a una empresa a tener un límite de ganancias.

Sin embargo, aumentar el salario mínimo sería posible si existiera competencia. La idea es simple: las empresas tendrían que ofrecer mejores prestaciones a sus trabajadores para lograr mejores producciones. Mientras existan monopolios en México, será imposible elevar los salarios. Mientras el Estado no se enfrente a los grandes monopolios, no podrá estimular el crecimiento económico.

Lamentablemente, la forma final de la #LeyTelecom ya nos demostró la poca disposición que el gobierno tiene para tocar los intereses de los más ricos y poderosos.

Pues bien: sin un estímulo adecuado al salario y con una apuesta de crecimiento basada en una #ReformaEnergética sin candados, la salida del estancamiento no parece ser algo que la presente administración vaya a solucionar en 2 años, ni en el resto de su periodo. Y lo que es más: dejará un castigo fuerte a nuestra economía con el que cargarán las siguientes generaciones. Debemos recordar que la deuda laboral de Pemex y CFE fueron declaradas públicas, por lo que todos los mexicanos cargaremos en nuestros bolsillos el pago de una deuda que es  fruto exclusivo de la corrupción, tan grande como la del Fobaproa.

Los legisladores prefirieron aprobar la #ReformaEnergética antes que la formación de nuevas instituciones autónomas anticorrupción.

segundoinforme

Seguridad#EPNdiLaVerdad

El principal problema de la estrategia contra la inseguridad es que sigue operando bajo la lógica de una cruzada moral de combate al narcotráfico. Esta estrategia es absurda cuando observamos que Estados Unidos, el principal consumidor de la droga mexicana,está moviéndose hacia la legalización.

Por otro lado, con excepción del Cártel de Sinaloa, el resto de los más de 80 grupos considerados bajo la categoría de “crimen organizado” tienen actividades mucho más rentables que el narcotráfico, al que dejan como actividad de segunda. La extorsión a grandes compañías y el control de mercados locales  resulta mucho más efectiva para estas organizaciones. La estrategia está mal enfocada desde el principio.

Si existe una variación significativa entre la estrategia de seguridad de Peña y la de Calderón, ésta consiste en el abandono de aquella campaña mediática en la que se exhibían la brutalidad de las fuerzas armadas, cada uno de los sicarios arrestados e interminables campos de marihuana y amapola quemándose. No obstante, aunque Peña ha decidido guardar una postura mucho más prudente en la exposición de la violencia ante los medios, esto no significa que en efecto, haya dejado de existir o que deje de crecer.

Pensamos que los errores de Calderón habían demostrado que la captura y exhibición de grandes capos del crimen organizado ya no convencían a nadie de que los problemas de seguridad se resolverían así. Sin embargo, Peña piensa que presumir la captura de “El Chapo” bajará la percepción de la violencia. Nosotros te preguntamos: ¿tú piensas que el crimen ha disminuido?

La apuesta de Peña es controlar la seguridad desde el centro. Para ello, creó a su flamante Gendarmería Nacional. Así, México estrena policía sin estrenar estrategia de seguridad. ¿Qué diferencia habrá con un nuevo grupo si los incentivos a la corrupción siguen presentes?

Los videos, fotografías y testimonios que dan cuenta de las continuas entrevistas entre “La Tuta” y políticos de todas las esferas son una muestra clara de que  aquellos que son responsables de velar por la seguridad negocian con los que la ponen en riesgo.

Los líderes del crimen y las grandes empresas han  pactado con las autoridades. Asociados, aumentan la pobreza y la inseguridad. Los problemas del país no cesarán hasta que el gobierno deje de participar en esa alianza.

¿Qué puedes hacer?#EPNdiLaVerdad

Con tu ayuda, los mexicanos logramos que el mundo exigiera cuentas al presidente sobre su plan para frenar tu libertad y tus derechos a expresarte y a informarte. Hoy es tiempo de que el mundo entero cuestione a EPN sobre el estancamiento económico, la inseguridad y la corrupción en este país. El gobierno, las grandes empresas y el crimen organizadocreen que puede frenarnos. Están equivocados.

Tu participación es importante. Tu movimiento en redes, junto al de millones mexicanos, pondrán al presidente y a nuestros problemas en la mirada de los medios internacionales. Con la fuerza suficiente, tus preguntas y exigencias harán ver al mundo que en México no estamos dispuestos a tolerar el descaro. Y el mundo exigirá respuestas.

Durante el día de hoy usa el hashtag #EPNdiLaVerdad. Infórmate, comparte y cuestiona. Merecemos las respuestas.

@plumasatomicas