Ayer fue uno de los días más violentos desde que israelíes y palestinos comenzaron sus ataques, hace casi tres semanas. Pese a que se había establecido un cese al fuego de cuatro horas, puntos en los que se refugiaron palestinos o acudían para abastecerse de víveres, fueron blanco de misiles de las Fuerzas Israel, esto debido a que se hallaban en regiones no abarcadas por la tregua.

Uno de estos puntos fue una escuela utilizada como albergue para jóvenes y niños palestinos, cuyo ataque dio un lamentable saldo preliminar de 20 personas muertas y 126 heridas. Ante estos hechos, el vocero de la ONU, Chris Gunness, fue entrevistado por la cadena agencia de noticias Al Jazeera: “Los derechos de los palestinos, incluso los de sus hijos, han sido negados al por mayor y es terrible”, comentó, pero no pudo continuar: “Hay veces que las lágrimas son más elocuentes que las palabras. Las mías son insignificantes en comparación con las de Gaza”, comentó en Twitter, dónde compartió el siguiente video.

Gunnes es portavoz de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas. Es uno de los encargados de informar a los civiles localizados en la zona de conflicto a dónde pueden acudir para encontrar ayuda; sin embargo, esta es la sexta ocasión en que Israel ataca uno de los centros de la ONU. “La Agencia de la ONU para los Refugiados (UNRWA) está abrumada, hemos llegado a un punto crítico de ruptura, nuestro personal ha sido asesinado y nuestros refugios desbordados. ¿En dónde acabaremos?”, preguntó.

*Vía La Jornada