Peña Nieto está a punto de estrenar el juguetito que le dejó Felipe Calderón: un Boeing 787 Dreamliner, será bautizado como TP-01 y nos costará 7 mil 520 millones de pesos (No, no lo pagará el Presidente sino nuestros impuestos), así que nos preguntamos ¿Qué podríamos comprar con esa cantidad de dinero?

Calderón fue quien hizo la orden de compra en noviembre de 2012, aunque solo pagó 4.8 millones de pesos, en 2013 otros 70.8 millones y este año se pagaron 219 millones. Durante 2015 se pagarán 425 millones, y desde 2016 a 2027 la cuota anual será de 467.3 millones de pesos. El pago total del avión será de 6 mil 308 millones de pesos más mil 211 millones de pesos por el mantenimiento de la aeronave:

7 mil 520 millones de pesos.

boeing_infograma

¿Por qué tan caro?

El 787 Dreamliner puede viajar a otros países sin recargar combustible, reduce las emisiones contaminantes, tiene un sistema para que haya menos turbulencias. La SCT dice que el costo del nuevo avión presidencial “no se refiere a un nuevo avión”, sino a una flota completa la cual “no dieron a conocer por cuestiones de seguridad”.

¿Ya era tiempo de cambiarlo?

La vida promedio de un avión oscila entre los 30 y 40 años, por lo que el avión actual se encuentra en su vida media tras casi cinco sexenios en servicio.

La entrega del avión será el 30 de junio en las instalaciones de la empresa Boeing, en Washington, Estados Unidos. Aunque solo tiene 80 asientos, tal vez podamos darnos una vuelta ¿o acaso no lo estamos pagando nosotros?

Vía: Proceso