***Actualización:

La diputada ya ha confirmado que se retirará de las conversaciones de las leyes secundarias de la Telecom:

«Con el único interés de no enturbiar el proceso de debate, discusión y votación de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones, he decidido excusarme de participar en este proceso»

Hay que recordar que ella todavía no está en las discusiones porque estas siguen en el Senado.

La legisladora insiste en que no tiene conflicto de intereses, pero que en pro de la discusión se retirará, además pidió a los demás legisladores que tienen conflictos que también lo hagan (recordemos la telebancada que vela por los intereses de las televisoras).

«Exhorto a los legisladores de la “telebancada” a que me acompañen a mirar desde la barrera este proceso histórico; a que pongan a México en el papel preponderante y no a los medios que les mandan y les pagan; a que no teman en aceptar que no son imparciales y neutrales»

Y bueno, queda preguntarse ¿la telebancada se retirará (comenzando por el presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, Javier Lozano)?¿o le seguirán jugando al vivo y dirán que son vícitmas de bullying, como han estado haciendo?

————————–

 

Ayer por la noche se difundió en redes una conversación en la que la diputada del PRD, Purificación Carpinteyro, le propone a Gutiérrez Becerril, director de Pymes de Telefónica Movistar montar un gran negocio con lo establecido en los transitorios de la #LeyTelecom y sus próximas leyes secundarias. Este negocio consiste básicamente en ser revendedores de los servicios de Telmex.

Aprovechando que la empresa, por ser preponderante en el mercado, está obligada a rentar su infraestructura a quienes quieran ofrecer un servicio de telecomunicación sin invertir en su propia red. Esta “gran idea” es, de hecho, la que tiene cualquiera que quiera hacer negocio en telecomunicaciones actualmente en México. Y entonces, ¿cuál es el problema?

La cuenta de Twitter @LaRedEsNuestra_ (una cuenta con 3 mil bots que casualmente atacaron a Aristegui cuando tuvo el conflicto con Laura Bozzo), subió un audio a youtube, en el cual la diputada Purificación Carpinteyro, le propone a Becerril crear un Operador Móvil Virtual de Telefonía comprando los servicios a Telmex (entiéndase colgarse de otra red para ofrecer el servicio, lo que ya ocurre con otras empresas y que es legal, según lo establecido en la #LeyTelecom).

“Ya nos sacamos la lotería. Imagínate un MVNO con una fuerza de ventas, con un canal de distribución estilo Amway […] Podríamos proponerle a Telmex comprarle a ellos todo lo que es el acceso a internet de banda ancha para entrar a competir con video para el triple play, en competencia con Televisa”

Aquí la grabación:

¿Quién es Purificación Carpinteyro?

Apodada Crucifixión Carpinteyro en Iztapalapa y para los cuates, Puri, fue subsecretaria de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, durante el sexenio de Calderón. Era cercana a Juan Camilo Mouriño y corría el rumor de que era mucho más cercana Felipillo (guiño, guiño). Antes de ser subsecretaria, fue directora de Correos de México y ocupó cargos directivos en MCI Communications Corp, Iusacell, en Telefónica-Movistar y Embratel

No sabemos si es una cuestión karmática pero Puri fue demandada por el secretario de Comunicaciones, Luis Téllez ante la PGR, por intervenir llamadas telefónicas y difundir grabaciones y filtrarlas a la prensa, lo que motivó su salida del gobierno calderonista .En ese entonces, la declaración más emblemática de Luis Téllez en una de aquellas conversaciones filtradas, fue que “Carlos Salinas se robó la mitad de la cuenta secreta”, cuando fue Presidente de México de 1988 a 1994.

Carpinteyro siempre ha sido una figura polémica. Cuando arrancó el primer periodo de la LXII Legislatura, paradójicamente, ella señaló que existían conflictos de intereses al interior de las cámaras, particularmente en la llamada “telebancada”, en el caso de la instalación de la Comisión de Radio y Televisión

“La Ley de Responsabilidades indica que deben de excusarse si hay algún interés. El presidente de la comisión representa los intereses de la Cámara de la Industria de Radio y Televisión. No podemos permitir una violación tan flagrante”, expresó en ese entonces, Purificación Carpinteyro, legisladora del PRD.

Bueno, diputada, parece claro que es usted la que ahora se encuentra en tan flagrante posición, ¿o no?

¿Qué dice #Ladytelecom del audioescándalo?

En entrevista con Aristegui dijo que claro que quiere hacer el negocio del año pero cuando deje la legislatura y que ella no ve ningún conflicto de interés en su caso porque como la idea se le ocurrió hace un mes, todavía no existe tal negocio. Respecto a la conversación que le cacharon, dijo que su intención era ofrecer una oferta de inversión atractiva “a una persona experta en telecomunicaciones para que preparara todo un modelo de negocio que pudiera interesarle a los empresarios para que vieran la viabilidad y estén interesados en invertir.”

simpson

Con Ciro Gómez Levya , dijo que no pedirá licencia en la Cámara de Diputados y que está dispuesta a que la investiguen.

Finalmente, en su página personal la legisladora emitió el siguiente comunicado:

El enemigo no soy yo, el enemigo son los monopolios.

A la opinión pública,

A los medios de comunicación,

A mis compañeros legisladores,

Al pueblo de México,

Como abogada, llegué a la política habiendo hecho una carrera en el sector privado en gran parte y en el sector público, de forma corta y accidentada como muchos de ustedes ya lo conocen.

Mi escuela fueron las salas de conferencias de Telefónica, Bell Atlantic, Embratel, Grupo Iusacell y WorldCom; mis maestros, legistas, abogados y tomadores de decisiones que pensaban en el negocio de las comunicaciones desde una perspectiva estratégica y de desarrollo; mis colegas, todos aquellos con los que he tenido el privilegio de trabajar en pos de un México desarrollado, fuerte e igualitario.

Nunca estuve en compañía de intereses monopólicos y sectarios tan evidentes que cuando tuve roces con los poderes fácticos y políticos en temas de telecomunicaciones. Trabajar en el sector público me enseñó a no confiar en nadie, a mirar siempre por encima de mi hombro cuando cruzo la calle y a no confiar en todo lo que escucho que se dice de mí.

Las conversaciones difundidas por @LaRedEsNuestra_ por twitter y que varios medios de comunicación han retomado subsecuentemente hacen eco de lo que intereses monopólicos y sectarios han intentado siempre hacer: convertir en el centro de atención los asuntos privados de una persona -en este caso yo misma, desviando la atención sobre lo que debe de mantenernos atentos, los debates sobre las Leyes Secundarias de Telecomunicaciones.

A diferencia de muchos defensores políticos de un sector de comunicaciones sin monopolios, yo sí estoy dispuesta a generar competencia en el sector tanto en la ley como en la práctica; de ahí la conversación que escucharon con José Gutiérrez Becerril, colega y gran aliado en esta cruzada.

No obstante, y lo recalco categóricamente, lo que importa en tema de Telecomunicaciones es México y la cruzada para que los monopolios televisivos, de televisión de cable, de telefonía, de telefonía móvil y de internet se erradiquen.

Aclaro que mi conducta ha sido siempre intachable y que me he conducido en todo momento con apego estricto a la ley. También confirmo que este tipo de ataques solamente me fortalecen y fortalecen mi postura de rechazo permanente a los monopolios en el sector de telecomunicaciones en México.

No hay que confundirse, el enemigo no soy yo, el enemigo son los monopolios,

Atte, Dip. Purificación Carpinteyro Calderón

El problema es que Carpinteyro tiene razón, ella no es el enemigo. Nuestra intención no es defenderla, no lo es porque no existe un mecanismo lo suficientemente específico que impida que los intereses de los legisladores influyan en sus decisiones, así el enemigo es ese hueco legislativo.  La conversación que tuvo Carpinteyro con Becerril se queda en una charla de Pinky y Cerebro tratando de conquistar al mundo pero ¿acaso no está mal de alguna manera?, ¿no debería haber mecanismos que den razón de esta intuición tan básica en la que un legislador no debería estar planeando negocios?

De lo que sí estamos seguros, es que hay muchos más escándalos en los que el problema no es una idea ni un proyecto: secretarios que tienen acciones en Pemex, hermanos de políticos encargados de construir líneas deficientes del metro o grupos de cabildeo político, tráfico de influencias y corrupción.

Por supuesto, esto no es justificación moral ni ética, pero, lamentablemente, sí es una justificación legal, pues, aunque la fracción VI del artículo 8 del reglamento interno de la Cámara señale: “(Es obligación de los diputados) informar de los asuntos en los que tengan intereses o puedan obtener beneficios personales y excusarse de participar en la promoción, gestión, recomendación y discusión de los mismos”, es evidente que una expresión tan vaga como esa no puede hacer mucho contra todas las clases de casos de conflictos de interés en la legislatura, incluyendo este.

Hay opacidad con nuestros legisladores, ninguno nos informa abiertamente de sus actividades. Es reprobable que los funcionarios antepongan sus intereses personales y busquen lucrar con el cargo que ocupan. La ley debe ser cambiada y precisada… aunque esto podría tardar, pues son ellos mismos quienes pueden hacer esas modificaciones.

Sin embargo, también debemos decir que nos parecer sumamente sospechoso que este escándalo aparezca justo antes de que se retome la discusión de la #LeyTelecom en el Congreso, y que existen ciertas bancadas que se beneficiarán de esta “puesta en evidencia”,  lo que hace evidente que los legisladores no actúan con autonomía, responden a agendas electorales, a sus intereses o a la presión de los propios actores que deben de ser regulados. Cuando los intereses de la industria capturan a los órganos reguladores, nos queda la pregunta ¿quien queda para ver por el bienestar público?

Vía: Purificacion Carpinteyro, Radiofórmula, Aristegui Noticias