Una parte de los atenquenses se enteraron de que la asamblea ejidal de ese pueblo, encabezada por el comisariado Andrés Ruiz Méndez de afiliación priista, cambió a «dominio pleno» casi 2 mil hectáreas de uso común, lo que permitirá convertir tierras que son hasta hora de vocación agrícola en propiedad privada susceptibles de ser compradas y vendidas.

Es el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y otros activistas sociales los que denunciaron a la asamblea ejidal de haber sido «irregular e ilegal» pues permitieron pasar a personas que eran ajenas, se las consideró ejidatarias y hasta se les dio derecho de voto. También acusan que hubo duplicidad de representantes y que se impidió la entrada a campesino opositores.

¿Cómo fue la asamblea?

Unos 300 integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, del Sindicato de Electricistas (SME), alumnos de la UNAM y distintas organizaciones no gubernamentales se dieron cita hoy en la mañana en la explanada principal de Atenco en donde formaron un cordón de paz y dignidad en repudio de la asamblea ejidal.

Según los protestantes, el cambio de uso de las tierras es el primer paso para venderlas al gobierno federal para que se pueda llevar a cabo proyectos como Ciudad Futura o la edificación del aeropuerto alterno a la ciudad de México.

Durante unos momentos hubo un enfrentamiento entre protestantes y un grupo de 200 priistas, policías vestidos de civil y supuestos hijos de ejidatarios que portaban una camisa blanca con la leyenda:

«Atenco, paz y progreso»

Luego de la decisión, el Frente se declaró en plantón permanente en la plaza principal de Atenco y anunció que interpondrá un amparo para echar abajo la aprobación.

En el comunicado que lanzaron expresan:

«Aunque las tierras sean legalmente de los ejidatarios, a quien beneficia la zona de uso común es al pueblo en su conjunto, sean ejidatarios o no. Es todo el pueblo el que pierde»

****Vía La Jornada, Reforma (la foto fue tomada de la Jornada)