¿Ya conoces el sitio change.org?, ¿no?, pues bien: si tú, como muchos de nosotros, buscas generar un cambio significativo, entonces change.org, con sus 70 millones de usuarios, es el sitio perfecto para ti.

Change.org es la mayor plataforma de peticiones en línea del mundo que empodera a  las personas para generar los cambios que quieren ver. Se trata del mejor espacio para que cualquier clase de petición alcance visibilidad y llegue a ser firmada por la mayor cantidad de personas posibles.

Ok, sabemos que piensas que en muchas ocasiones las firmas no parecen la mejor opción para iniciar un cambio. Eso se debe a que, con mucha probabilidad, has tenido frente a ti peticiones de lo más imprecisas dirigidas al “señor presidente del mundo mundial” con el objetivo de “erradicar la infelicidad del mundo mundial”. Está claro que peticiones así no llevan a ningún lado porque no tienen bien identificado 1) un objetivo concreto, 2) el destinatario de la petición que tiene en su poder lograr el cambio deseado, 3) no explican porqué deberías interesarte y comprometerte con esa causa y 4) no transforman esas firmas en continuas llamadas de atención al destinatario de la petición.

Los chicos de change.org saben que este es el problema más común con cualquier petición, así que te proporcionarán las guías y herramientas adecuadas para que redactes la tuya de tal manera que logre el impacto y el cambio que buscas.

¿Te interesa que las áreas verdes de tu comunidad estén bien cuidadas?, ¿o bien, que alguna ley en particular tenga la discusión que merece?, ¿o quizá algo tan sencillo como que tu restaurante preferido cumpla ciertos estándares ecológicos? Siempre que identifiques a los actores que puedan tomar decisiones específicas para llevar a cabo tu petición, un espacio en change.org te está esperando.

Change.org no tiene ningún interés particular. Se trata de un espacio en el que cualquier petición que no atente contra los derechos de otros tiene cabida. ¿Te interesa exigir la clonación de los dinosaurios porque sería increíble?, change.org es para ti. ¿Te interesa detener los experimentos de clonación en cualquier parte del mundo por sus implicaciones éticas? change.org también es el lugar perfecto.

Gracias a este sitio existen historias de éxito extraordinarias, historias que se deben al uso de una plataforma responsable y con decenas de millones de usuarios en todo el mundo, así como  a la identificación específica de un problema y de la manera de solucionarlo.

Aquí tienes algunos ejemplos:

Sanción del maltrato animal el Jalisco

El maltrato a los animales sigue siendo una lamentable realidad y, en gran medida, esto se debe a la falta de interés por parte del Estado. Una petición en change.org surgió para exigir la legislación en favor de los animales en Jalisco. Por la forma en que estuvo presentada, la petición logró gran empatía. Los legisladores de la entidad no sólo estuvieron al tanto de la petición, sino que recibieron notificaciones de firmas en su bandeja de correo hasta el cansancio. Legislar el asunto se volvió una urgencia en la cámara y la ley no tardó en votarse. Change.org es, sin duda, una excelente herramienta para hacer llegar a tus legisladores una iniciativa que muchos respaldan.

change animales

Supervisión de las elecciones de 2012 por la ONU

Sea cual sea tu opinión en torno al proceso electoral de 2012, este hubiera podido tener resultados bastante más difíciles de esclarecer si organismos independientes al gobierno mexicano no lo hubieran supervisado. Para que esto fuer posible, una petición en change.org fue redactada y le dio la vuelta a las redes en México, recolectando decenas de miles de firmas. El resultado: la ONU atendió esta demanda y se convirtió en observador del proceso. Cada firma se convirtió en un llamado de atención en la bandeja de entrada del correo electrónico de cada uno de los actores importantes en el tema, de suerte que a los chicos de las Naciones Unidas no les pudo pasar desapercibido:

change 1

Bebederos en la pista “El Sope” de Chapultepec

Las peticiones en change.org pueden ser tan grandes o tan pequeñas, tan simples o tan complejas como quieras. El Bosque de Chapultepec cuenta con una pista para correr llamada “El Sope”. La pista no tenía bebederos. Muchos intentaron llamar la atención de las autoridades, pero fue hasta que todas se unificaron en una misma petición que recolectó cientos de firmas, que los bebederos fueron colocados.  Esta petición tuvo éxito por estar presentada de manera sencilla, provocar empatía y estar dirigida a las autoridades competentes: Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno del Distrito Federal; Tanya Muller, Secretaria del Medio Ambiente del Distrito Federal; María de Lourdes Pérez Hernández, Directora del Bosque de Chapultepec.

change

 Admisión de Carla y Livy como familia en el Club Campestre Chihuahua

Esta historia pequeña ilustra que tu petición no tiene porqué ser monumental ni estar dirigida a autoridades gubernamentales para tener éxito. Livy y Carla son una pareja homosexual de Chihuahua. Están casadas y tienen 4 hijos. Cuando intentaron obtener una membresía familiar en el club campestre de la comunidad, no les fue permitido. Carla inició una petición en change.org, en la que contaba su historia y exponía los motivos por los que este rechazo era injusto. La petición de Karla iba dirigida a dos personas en específico: el presidente del Consejo Campestre de Chihuahua y el Fiscal General del Estado. Como cada firma le recordaba a uno y a otro en su bandeja de correo que cada vez más personas ponían en evidencia sus faltas y obligaba al segundo a actuar sobre el primero, el propio presidente del Consejo terminó por aceptar amablemente a la pareja como familia en el club.

change victoria

Todos estos ejemplos pueden darte una buena idea sobre el impacto efectivo que las peticiones en change.org, bien focalizadas, pueden tener, sin importar la magnitud de tu petición.

Change.org es una plataforma simple, y como todo lo simple, es tan versátil como tu imaginación.  Muchas peticiones en change.org son creadas más con la intención de hacernos reflexionar con una buena carcajada que de lograr el objetivo explícito que ponen en el texto. Fíjate lo que estos chicos hicieron con una petición:

Queremos que Margarita Arellanes le dé las llaves de Monterrey al Monstruo de Espagueti

El Monstruo de Espagueti es la onda. Básicamente, se trata del dios con la mitología más estúpida del mundo y fue creado para demostrar que, si la teoría creacionista debía ser enseñada en las escuelas por motivos culturales y para no darle una ventaja sobre la teoría evolucionista, entonces debían enseñarse, por principio de igualdad, todas las demás doctrinas religiosas sobre el origen de la vida, incluyendo la más tonta. Así, un grupo de chicos creó la maravillosa religión del monstruo de espagueti para demostrar lo absurdo que era enseñar creacionismo en la escuela… Bueno, un grupo de chicos por acá aprovecharon la flamante religión para demostrar lo absurdo y antidemocrático que era el que la alcaldesa de Monterrey entregara las llaves de la ciudad a Jesucristo.

margarita change

Change.org recogerá cualquier petición, incluyendo aquellas que son simple y puro ingenio, como esta, sobre la que no tenemos nada que agregar:

change tortas

En el sitio change.org podrás conocer las más recientes peticiones exitosas, así como las más votadas y urgentes del momento. Si tú tienes una petición y quieres unir tu voz a todos los que buscan su realización, change.org te está esperando.

Vía: change.org