Si algo no existe en México es una cultura del debate público y democrático. Los políticos están acostumbrados a hacer y deshacer a su antojo y la población está (o estaba) acostumbrada a no cuestionar (y, por lo tanto, a no participar en la vida pública). Pero esto se interrumpió hace unos días, un punto importante fueron las preguntas que hizo el director mexicano Alfonso Cuarón a Peña Nieto… pronto, varios actores políticos comenzaron a criticarlo por todos lados, así que él tuvo que responder.

Primero fueron los ciudadanos, políticos e intelectuales que salieron a criticar las perjudiciales leyes secundarias de la #LeyTelecom (y pidieron que fueran mejoradas), luego fueron las preguntas de Cuarón por la reforma energética. Si algo se está mostrando en nuestra nación es esto: a los ciudadanos mexicanos nos urge participar en las decisiones que afectan a todo el país, nos urge debatir.

Pero hubo varios políticos y analistas (como Ana Paula Ordorica, Carlos Mota, Gil Gamés, Enrique Quintana, Pablo HiriartSergio Sarmiento) que criticaron a Cuarón por preguntar, por no vivir en México, por no ser experto, hasta de tener una filiación política específica, bueno, le hicieron un montón de críticas muy banales en vez de centrarse en los cuestionamientos que él hizo y que fueron muy pertinentes (todos los ciudadanos tenemos esas dudas).

Captura de pantalla de 2014-05-12 11:25:40 Captura de pantalla de 2014-05-12 11:24:02 Captura de pantalla de 2014-05-12 11:23:41

Ante esto, el día de hoy, el director de cine escribió en el periódico Reforma una columna titulada «Defender la cultura del debate» en la que pone:

Captura de pantalla de 2014-05-12 09:52:50

El Coraje de preguntar por la verdad

Lo que los políticos y líderes de opinión consideran un ataque, nosotros los consideramos un acto justo. Antes de estar en contra de la reforma hay que saber qué es, en qué consiste, cuál es el plan, cómo se va a lograr todo lo que están prometiendo (porque promesas sí que hay, por todas partes), pero estamos en un país en el que estábamos acostumbrados a temer preguntar a los gobernantes.

Al final ¿qué importa si Cuarón no vive en México? ¿No vivir en México nos quita lo mexicano? o ¿sólo los expertos pueden cuestionar sobre las cosas que pasan en el país? ¿entonces el 99 % de los ciudadanos no tenemos derecho a preguntar? es más ¿Peña Nieto podría decir cualquier cosa de la reforma (él no es experto)?… al final, el hecho de que no viva en México o no fuera un experto no representa un problema para que Cuarón preguntara, el verdadero problema fue que preguntó, que pidió que los gobernantes nos vieran a los ciudadanos a la cara y cumplieran con su obligación, responder por las acciones que toman y que inciden en la sociedad.

 La propia revista TIME, que puso en su portada a Peña Nieto, sacó un artículo sobre cómo Cuarón está sentando un precedente, las figuras públicas más grandes de nuestro país pueden asumir una responsabilidad con nosotros y es que, si ellos tienen los focos, la voz, deberían utilizarlos para ventilar las preocupaciones de la ciudadanía mexicana, deberían mostrar su responsabilidad social y política siendo actores importantes en las campañas ciudadanas y discusiones trascendentes (tal y como pasa en otros países), pues ¿no son las protestas, tormentas de tuits y cuestionamientos de figuras públicas la mejor muestra de que México está listo para la democracia?

peña

En Estados Unidos los ciudadanos sí preguntan y el presidente sí les da la cara

Cuando Obama propuso la reforma en el sector de Salud, se la pasó debatiendo públicamente y defendiendo sus políticas sociales. El hombre fue de programa en programa de televisión explicándole a la gente lo que estaba sucediendo y así hace con cada cambio importante que realiza. Por otro lado, Peña no ha metido las manos por sus reformas, lo único que hemos visto ha sido publicidad en la tele y portadas en revistas internacionales… ¿está mal que los ciudadanos demanden que su presidente les explique lo que quiere hacer?

79762_dd8916d07ce08fb2be3da90a5cecdf95_c4601277f817706c279f8a106af1d783 Obama-Spanish-TV-AP

¿Quién podría estar en contra de que alguien pregunte?

¿Se acuerdan cuando estaban en el salón de clases y temían preguntar? Hay un dicho que dice que el que teme preguntar se avergüenza de aprender, es el mismo caso, quien no cuestiona en el debate público, no quiere vivir en una democracia.

En el salón de clases nunca faltaba el sabelotodo que quería callarnos a la hora de preguntar, pero los sabelotodos ya tienen su calificación asegurada, y si nosotros queremos mejorar, debemos atrevernos a cuestionar.

Al final del día, aquel que critica al que pregunta, solo muestra dos cosas, o que es un sabelotodo que menosprecia al que pregunta al profesor o que es un personaje con muy mala conciencia que trabaja para que se evite mostrar la ignorancia del profesor ¿cuál de los dos tipos serán los críticos de Cuarón?

 @Filosofastrillo

***Vía Reforma, Time