Hoy se celebra el Día Mundial de Internet y en México no todos tienen acceso.

Un documento de Artículo 19, dio a conocer el que gobierno de Peña Nieto gastó más de 4 mil millones de pesos en publicidad para promover las acciones durante sus primeros 13 meses de gobierno.

La cifra por sí sola no nos dice nada, pero si lo contextualizamos en el acceso universal a internet, con 4 mil millones de pesos se podría brindar el acceso totalmente gratis a varios estados de la República Mexicana… y hasta sobraría.
La respuesta es que comprando equipos súper Wi-Fi, los cuales podrían aprovechar los espacios blancos, que son frecuencias de muy alta calidad capaces de penetrar árboles, bardas y llegar a largas distancias, brindarían servicios de conectividad a Internet en radios de hasta 8 kilómetros a la redonda.

Si el gobierno adquiere y distribuye equipos súper Wi-Fi a lo largo y ancho de la República Mexicana estaría brindando el acceso a Internet a sus gobernados. De esta forma, el pueblo accede a la banda ancha y el gobierno, en lugar de gastar cantidades exorbitantes en publicidad, se concentra en dar a conocer sus actividades a través de la red.

Sin embargo, la realidad es que el gobierno prefiere anunciarse por los medios tradicionales, beneficiando con ingresos millonarios a un sector reducido de empresarios de telecomunicaciones, pero sobre todo, dejando sin la posibilidad de que las comunidades más marginadas puedan conectarse a Internet.

Es importante también destacar que las frecuencias libres o espacios blancos son propiedad de los mexicanos, bajo administración del Estado, y su aprovechamiento beneficiaría a miles de personas que viven en zonas rurales o apartadas de las ciudades; además, sería una herramienta para otras actividades como son la educación y el desarrollo.

Quizá muchos pensarán que exageramos, pero existen otros datos importantes que destacar: 25 millones de mexicanos viven en zonas rurales, es decir una cuarta parte de toda la población; además, más de 70 millones de mexicanos no tienen acceso a Internet (por diferentes razones), es decir, que sólo 30 de cada 100 pueden acceder a la red , pero con un costo tres veces superior al que se paga en países como Japón.

Una política pública que ayude a impulsar leyes justas, equitativas y en beneficio de la sociedad, evitarán el detrimento de una nación que busca salir del oscurantismo del tercermundismo y avanzar hacia la era de las telecomunicaciones competitivas y sin candados para los ciudadanos. Internet es y debe ser libre, es su naturaleza.

@netparatodosmx
Facebook: Internetparatodos.
www.Internetparatodos.mx