El Museo del Palacio de Bellas Artes nos sorprende con otra gran exposición: Ángel Zárraga. El sentido de la creación y después de visitrala, no volverán a ver el muralismo con los mismos ojos. 

En Sopitas tuvimos la oportunidad de platicar con las curadoras de la muestra: Mireida Velázquez y Claudia Garay quienes nos compartieron sus impresiones sobre el artista y su obra, la cual, hay que decirlo de una vez, es tan versátil y atractiva que encontramos desde cuadros cubistas y retratos, hasta figuras deportivas y muestras de un muralismo alternativo.

a_rosa_del_mundo,_1927,_o=ECl?= eo sobre tela, Secretariěa de Relaciones Exteriores

Quizás muchos no estén familiarizados con el nombre de Ángel Zárraga. Se trata de un artista nacido en Durango en 1886 (el mismo año en que nació Diego Rivera), quien a los 25 años emigró a Francia para continuar su formación como artista. El nombre no nos suena sobre todo por dos razones; primero, porque la última vez que hubo una exposición de la obra de Zárraga en la Ciudad de México fue hace más de 30 años y, segundo, porque no pertenecía al grupo de artistas reconocidos por retratar un discurso político y de corte nacionalista como el de Rivera, Siqueiros y Orozco.

ela, Secretariėa de Relaciones Exteriores

Ángel Zárraga es un pintor que desarrolla su obra paralelamente al auge del muralismo en México y es la prueba contundente de que la historia del arte de este país es más rica, compleja y profunda de lo que se suele pensar. Por esta razón, las curadoras y su equipo –conscientes de que Zárraga necesita nuevas miradas– hicieron hasta lo imposible para traernos piezas representativas de la trayectoria del artista que nunca habían sido expuestas en México. Las 85 obras de la exposición hacen que el recorrido sea dinámico, diverso y en absoluto tedioso.

 

angel Zarraga Muchachita con frutas

 

Si esto no les parece suficiente, la exposición cuenta con una sala que explora el cuerpo y el deporte. (Claro, ni siquiera Bellas Artes se salva del furor del Mundial.) Sean futboleros o no, esta sala es tan poco convencional que uno no puede pasarla por alto. Al entrar, da gusto y sorpresa hallar las pinturas de jugadores (hombres y mujeres) de futbol y rugby. Ambas curadoras encuentran en esta sala su obra predilecta: Joven futbolista (1926), pintura que hasta ahora sólo conocíamos en un catálogo (y sólo en blanco y negro) y que hoy podemos admirar en todo su esplendor. Mireida y Claudia nos platicaron que para ellas sintetiza las cualidades del pintor: ser un buen retratista, demostrar la preocupación del cuerpo humano y ser un hombre moderno que predice la importancia del deporte como una herramienta de cohesión social.

 

Joven futbolista, 1926, óleo sobre tela, colección particular 

 

Otra razón más para visitar Ángel Zárraga. El sentido de la creación es que el lugar que la expone es ideal. Quizás si esta exposición no hubiera sido montada en Bellas Artes no sería tan impactante. Cuando recorres las cinco salas dedicadas a Zárraga resulta inevitable y fascinante enfrentarse con los murales de Rivera, Siqueiros y Orozco de la colección permanente. No olvidemos que estos muralistas son contemporáneos de Zárraga y vale mucho la pena detenerse entre sala y sala a observar los contrastes. Es algo que no se puede describir con palabras, necesariamente hay que ver la exposición. Al finalizar el recorrido, nos quedamos con la certeza de que hay una historia del arte mexicano que nos estábamos perdiendo, pero que ahora resurge gracias a los estudios de las curadoras que se asumen como las “abanderadas de los artistas marginados”, como es el caso de Mireida y Claudia.

 

la foto (2) 

En el marco de esta exposición se realizarán varias actividades que nosotros recomendamos ampliamente. En Sopitas consideramos que no se pueden perder la charla de las curadoras sobre la exposición (14 de mayo, 19:00 hrs), así como el recorrido que dará Juan Villoro para hablar de Zárraga y el futbol (10 de junio, 19:00 hrs.), el cual, por cierto, estará muy ad hoc porque es a dos días del inicio del Mundial. Para ver el resto del programa pueden entrar a la página de Bellas Artes. Además si tienen ipad podrán descargar la aplicación de la exposición.

Aěngel Zaěrraga, La daědiva, 1910, oěleo sobre tela, Museo Nacional de Arte INBA

Si no conocen a Ángel Zárraga, no cabe duda de que este es el momento de hacerlo.

La exposición estará abierta a todo el público del 9 de mayo al 20 de julio de 2014, de martes a domingos, de las 10:00 a las 18:00 hrs.