Ahora que los legisladores decidieron enviar la ley secundaria en materia de telecomunicaciones para el mes de junio, justo cuando se esté celebrando el mundial de fútbol en Brasil, existen algunos temas que no han quedado claros, como la desincorporación de agentes preponderantes.

Pero a todo esto, ¿qué es un agente preponderante?

Se refiere a la identificación de empresas con poder sustancial que tienen dominación sobre un sector o mercado, con el que pueden influir en materia de precios y servicios, así como la imposición de barreras hacia sus competidores.

El Ifetel basó su falló tomando en cuenta a empresasque tienen una participación a nivel nacional mayor al cincuenta por ciento y para determinar este dato el organismo federal midió el porcentaje de usuarios, suscriptores, audiencia y el tráfico en sus redes, así como la capacidad de éstas que es utilizada de forma frecuente.

¿Por qué es relevante la desincorporación de activos?

La desincorporación de activos es la vía para generar condiciones de competencia en el mercado de telecomunicaciones.

De esta forma se les podrá imponer a las empresas preponderantes una regulación especial para que no abusen de su posición, haciendo prácticas monopólicas e impidiendo que otros competidores puedan entrar sin dificultades a este mismo mercado.

Por lo anterior, es importante que en la actual de Ley de Telecomunicaciones, pospuesta para su análisis y debate en el Senado, se considere la desincorporación de los agentes preponderantes, con lo cual se presionaría para que empresas como América Móvil abran su red de infraestructura y por consecuencia se incentive la competencia entre proveedores.

Sin embargo, el dictamen promovido por el senador Javier Lozano, no contempla hasta el momento la desincorporación de dichos agentes preponderantes, dejando sólo como opción la regulación basada en una “regulación asimétrica” de tarifas, la cual no soluciona el problema de fondo que es libre competencia y la libertad de elegir por parte del ciudadano.