Hace unos días se reportó el hallazgo de Ilse Michel Curiel, una de las menores desaparecidas desde el 2008 del albergue Casitas del Sur ¿Y esto por qué me interesa? Porque gracias a esta aparición podrían encontrar a otros 12 niños mínimo que fueron adoctrinados por una secta en los albergues en los que habían sido canalizados.

Ilse es la primera niña que aparece de los 14 menores que se tragó la tierra mientras estaban tutelados por las autoridades mexicanas.  Cientos de niños “incautados” a sus familias por las autoridades eran entregados a las casas hogar que la Iglesia Cristiana Restaurada tenía en seis estados del país, dicha grupo religioso fue dado de baja por la Secretaría de Gobernación en septiembre de 2010, tenía centros para acoger menores en situación de desamparo repartidos por todo el país. Tres de los 14 casos que lleva la PGR desaparecieron de Monterrey, al norte del país.

La niña se negó a decir dónde estuvo los últimos seis años de su vida. Tiene miedo de que metan en la cárcel al matrimonio y a otra mujer con los que convivió todo este tiempo en el que la autoridades mexicanas y su familia la dieron por desaparecida. Hace un par de semanas, la menor se dirigió sola en un taxi a un centro DIF (Desarrollo Integral de la Familia) del Estado de México. Al llegar dijo que se llamaba Ilse y que tenía 15 años. Ella solo ha contado que se cambió de vivienda dos o tres veces y que dormía en la habitación con la hermana de la mujer del matrimonio. Las cosas que pueda, o quiera, contar más adelante serán importantes para tratar de esclarecer el destino incierto de los demás desaparecidos.

El caso de Ilse Michel

  • 2005 Ilse llegó al albergue temporal de la procuraduría capitalina como presunta víctima de violencia intrafamiliar.
  • 2007 Sin previo aviso, la procuraduría la trasladó al albergue Casitas del Sur de la iglesia cristiana restaurada, donde se prohibían las visitas familiares.
  • 2008 El 20 de agosto el juez otorgó la guardia y custodia a la abuela materna, pero la casa hogar  se negó a entregarla porque la niña ya no estaba ahí.
  • 2009 En enero el escándalo fue mayúsculo porque tras las investigaciones por el paradero de Ilse Michel, otros 26 niños habían desaparecido de albergues afiliados a Casitas del Sur en la ciudad de México, Nuevo León, Hidalgo y Quintana Roo.
  • 2009 El 29 de enero, dos sedes del albergues fueron  aseguradas por la procuraduría capitalina  y se rescató a 126 niños, quienes fueron trasladados al DIF, además de que siete personas fueron detenidas.
  • La PGJ realizó un operativo tras un reporte en el que 60 menores que estaban en el albergue ubicado sobre la carretera a Cuernavaca y 56 menores habían sido trasladados de este centro.
  •  A dos años de haberse denunciado la operación de Casitas del Sur, solo 12 menores habían sido recuperados; fue hasta el 14 de octubre del 2010, cuando dos menores más fueron rescatados.
  •  2010 El 22 de junio se dio a conocer de la detención en España, de Antonio Domingo Paniagua, fundador de la iglesia cristiana restaurada y presidente de las Casas Hogar Casitas del Sur.

Los pequeños eran rescatados de sus familias por casos de maltrato, abusos y violencia y canalizados a Casitas del Sur (Estado de México); La Casita (Cancún) y La Casita (Ciudad Valles, San Luis Potosí),Reintegración Social AC era nombre oficial de Casitas del Sur.En este momento hay varias personas en prisión sin condena por el caso, formaban parte de la secta y señalaron a Jorge Erdely como líder del grupo, quien paradójicamente, en los años 90 fue reconocido en el mundo académico mexicano por su crítica y sus estudios sobre las sectas destructivas y que hasta el momento está prófugo.

Hoy, organizaciones de Cancún, Monterrey y el Distrito Federal acusan a Erdely de atrocidades, presentándolo como el pastor egocéntrico, manipulador y sádico del grupo sectario “Los Perfectos”, probablemente vinculado a redes de tráfico de personas y órganos, y pederastia, responsable directo de la desaparición de los niños alojados en albergues llamados Casitas.

La PGR ofrece 15 millones de pesos a quien dé alguna información que lleve a la localización de los menores.

La aparición de la ya jovencita Ilse ha vuelto a recordar un caso que aún está por resolver. ¿Dónde están los menores a los que el Estado puso en manos de una secta? ¿Cuántos niños están desaparecidos? Cinco años después, las autoridades callan.

Vía: El País