The Act of Killing es una sublimación de la muerte contada por asesinos. ¿Qué se siente matar una persona?¿Alguien podrá sentirse orgulloso de ser un asesino?¿Existirá alguien en el mundo que pueda aplaudir la tortura? La respuesta que encontrarán en este título es un rotundo sí.

El documental, dirigido por Joshua Oppenheimer se centra en un grupo de mafiosos y líderes de escuadrones de la muerte del grupo paramilitar indonesio Pancasila, que buscan recrear en un filme las torturas que realizaron entre 1965-1966 en contra de 2,5 millones de supuestos comunistas (incluidos los intelectuales, sindicalistas, en su mayoría de origen chino) en Sumatra del Norte, Indonesia

The Act of Killing, cuenta las historias de los homicidios perpetrados pero a través de una película con sus géneros cinematográficos favoritos. Joshua Oppenheimer, Christine Cynn invitan les ofrecen toda la libertad creativa y técnica para dirigir y protagonizar las visiones reimaginadas de sus crímenes.

Ellos mismos escriben los diálogos, se interpretan a sí mismos y a sus víctimas. Estos mafiosos se jactan de los detalles de sus masacres: la manera de estrangular a la víctima con un alambre, la manera de cortar la garganta, la forma de violar a una mujer y aprovechan la oportunidad de recrear sus pasados ​​violentos de manera gráfica, morbosamente seductora y con un humor negro que raya en el cinismo; mediante la exploración de la vida de fantasía de los asesinos, en la que se visualizan retrospectivamente como westerns, gangsters y musicales.

Anwar Congo y Herman Koto fueron algunos de los verdugos más temidos durante ese periodo, son las figuras centrales de este filme,sus terribles actos no fueron encubiertos, al contrario, los autores de las atrocidades estaban ansiosos de presumir de sus cuatro décadas de viejas hazañas en detalle gráfico y contar como las muertes fueron inspiradas en películas de gángsters.

Anwar Congo afirma que John Wayne y Al Pacino fueron su principal influencia para ser un “tipo duro” y Elvis Presley para alegrar sus tardes. Durante décadas asesinaron a miles de comunistas con la complicidad del régimen militar y un reconocimiento popular que les concedió estatus de héroes nacionales.

el_acto_de_matar2__large

Estos verdugos no sienten ninguna responsabilidad por las acciones que cometieron y nosotros somos cómplices al ver el relato de Anwar y sentir empatía con él. El propósito de este documental es conocer la lógica instrumental, nos presenta el asesinato como si ello fuese algo natural.

La violencia de este filme nos atrae en parte porque nos disgusta y ese malestar hace que la crueldad exhibida nos interese. También vale la pena que lo vean debido a que está nominado al Oscar en la categoría de Mejor Documental.

Para aquellos que están en Zacatecas les recomendamos que corran a ver The Act of Killing, documental que es presentado como parte de la programación de Ambulante 2014 y que se exhibe hoy en el Teatro Fernando Calderón.