Doce años después de la legalización de la eutanasia para los adultos, el Parlamento federal de Bélgica aprobó el derecho a morir a niños con enfermedades terminales de cualquier edad , a pesar de la oposición de la Iglesia Católica y algunos pediatras .

La reforma en la ley pasó con 86 votos a favor, 44 en contra y 12 abstenciones. La iniciativa cuenta con el respaldo de 74% de la población, de acuerdo con una encuesta del periódico La Libre Belgique.

“No es una cuestión de imponer la eutanasia a nadie… sino de permitir que un niño no agonice de dolor “

Aunque sólo se aceptarán las peticiones de los menores de 18 que padezcan un “sufrimiento físico insoportable y su muerte a corto plazo sea inevitable”.

La solicitud deberá tener la aprobación explícita de los padres del niño, así como de un colegio de pediatras y psiquiatras, encargados de atestar la capacidad de discernimiento del paciente. Los líderes religiosos de todas las creencias argumentaron que la ampliación de la eutanasia en niños corre el riesgo de ” banalizar ” la muerte. Los principales opositores a esta ley se cuestionan cómo pueden estar seguros de que un niño tenga la capacidad de discernir entre renunciar a la vida o incluso realmente entiende el concepto.

Holanda ha visto sólo cinco peticiones de eutanasia de los jóvenes en la última década.

Vía: Euronews