Martha Gutiérrez García tiene 44 años, lleva 2 años 10 meses con cáncer, (ha tenido cáncer en varias partes del cuerpo: mamario, de clavícula y pulmonar), actualmente está en la segunda fase de metástasis.

Cuando me dijeron que tenía que entrevistar a alguien a quién le habían diagnosticado cáncer, me resultó complicado pensar ¿qué le pregunto?, yo creo que es porque cada que escuchamos la palabra cáncer, lo vemos desde la lejanía, como algo que le puede pasar a alguien más, vemos la enfermedad desde afuera, en lugar de pensar que cualquiera de nosotros puede estar en una situación similar. La metástasis o etapa IV es el proceso de propagación del cáncer desde el lugar del cuerpo en que ha nacido hacia otros órganos. Se trata de un fenómeno propio de una etapa muy avanzada de la enfermedad. El cuidado y apoyo por parte de familiares y amigos es indispensable durante el tratamiento médico con el fin de procurar la mejor calidad de vida posible.

Como parte de las actividades del mes de octubre para crear conciencia y difundir información sobre el cáncer de mama, la Fundación Cim*ab presenta la campaña “Porque las queremos las cuidamos”, dirigida especialmente a las mujeres que enfrentan la enfermedad en la peor fase, que es cuando ya ha hecho metástasis. Martha ha pasado por este proceso,  por ello, nos envía un mensaje.

Yo estoy en la segunda metástasis te puedo decir que voy en el tercer cáncer y sigo luchando contra él, hasta que Dios me diga hasta aquí, pero no me voy a dejar vencer.

¿Qué mensaje le podrías dar a la gente que nos lee?

Que nos digan que tenemos cáncer, no quiere decir que es muerte, hay muchos tratamientos que podemos seguir, lo único que tenemos que hacer es ser positivas y hacer el tratamiento. Cuando se enteren que a algún familiar tiene cáncer, apoyen en todo, en el momento en el que le dicen y en el momento en el que está viviendo el tratamiento. No porque estén jóvenes, no significa que no les toque esta enfermedad que es el cáncer, yo le sugiero a todas las mujeres jóvenes que se exploren una vez al mes y que acudan al médico para que las cheque y les diga si están bien o ven algo raro.

Además de los problemas de la enfermedad, ¿Con qué otros problemas te has enfrentado, hay suficiente información?

Efectivamente no hay mucha información, fui en una época de vacaciones y me tuve que esperar, eso paso un mes, cuando ya mi tumor creció, al principio media 4cm y por esperarme un mes creció 12cm, entonces aunque uno se detecte el tumor a tiempo, no está en nuestras manos que los médicos nos atiendan.

Durante este tiempo ¿cómo han sido las interacciones con tus amigos, con tu familia?

Con mis amigos al principio un poco interesados, después como que dijeron ¡Bueno, estás en tu tratamiento pues continúa […]una compañera me decía ¡Ay Martha todos nos vamos a morir, así que no te preocupes! Yo decía, esto no es muy alentador, sin embargo hacía oídos sordos. Hay preguntas que nos pueden hacer ¿Cómo te sientes en el proceso en el que estás viviendo ahorita? nos ayudan diciendo: ¡Mira no te preocupes, si no te sientes bien, yo te apoyo en lo que te tocaba hacer. A nosotras como enfermas nos sirve que nuestros compañeros nos digan: si quieres lo puedes hacer, porque hay veces que queremos sentirnos útiles pero la gente nos inutiliza, para que nosotras sigamos sobreviviendo necesitamos que los demás sientan que aun somos parte de esta sociedad.

¿Qué le dirías a las mujeres diagnosticadas con cáncer que enfrentan el abandono?

Mujer, no te sientas sola porque hay que seguir adelante, el que no este apoyándote alguien no quiere decir que tú te rindas. La enfermedad no nos va a vencer a nosotras, nosotras debemos vencer a la enfermedad. Hay que seguirle hasta el último día, porque somos unas guerreras y ¿cómo lo vamos a demostrar?, luchando, hasta el ultimo día de vida y vivirlo feliz, ya no tenemos tiempo para vivirlo enojadas, para vivirlo peleando con la demás gente, ya no tiene caso, lo único que tenemos que pensar es ser positivas día tras día. Vernos mujeres hermosas como somos, vernos al espejo y decirnos que hermosas somos, decirnos que bonita, qué hermosa eres hoy.

imagen_cancer

¿Qué has aprendido de ti misma?

Esta enfermedad me dio un nuevo conocimiento, una nueva experiencia, he aprendido que la vida hay que valorarla día tras día, no hay que esperar a que tengamos una experiencia donde nos estemos enfrentando a la muerte, he aprendido que hoy es el día más feliz de mi vida y que si mañana amanezco, también va a ser el día más feliz de mi vida. Que la vida hay que valorarla porque se nos acaba rápido.

Martha ¿Dónde encuentras tranquilidad y qué te hace feliz?

¡Ay! la tranquilidad la encuentro en la naturaleza, me encantan las flores, los árboles, todo lo que sea naturaleza, me encanta, me hace feliz, cuando yo me siento triste o deprimida yo le pido a mi esposo que me lleve a cualquier lugar donde encontremos árboles, flores, donde tú puedes ver esos paisajes llenos de pasto, eso me da mucha fortaleza, porque hay muchas plantas que se deben esperar a la época de lluvia para nutrirse, la naturaleza se tiene que esperar a que le llegue su época para que se nutra. Me da mucha alegría cuando el sol sale, cuando hay lluvia, para mi ahorita no es nada feo que haya mucho sol, mucha lluvia, ver los procesos de la naturaleza.

«No te dejes vencer cuando te digan que tienes cáncer porque si hay cura para el cáncer, el cáncer no es muerte.»

Aquí la entrevista completa: