A este gobierno le ha dado por disfrazar los nombres de las reformas, ya lo hizo con la educativa y ahora con la anunciada reforma fiscal.

Ya te presentamos en qué consiste la Reforma Hacendaria, qué puede alegrarnos de la reforma fiscal  y ahora te decimos las carencias de esta reforma, presentada el domingo. De acuerdo con el mensaje del presidente, ésta es una reforma social que establece un sistema de seguridad social universal y que crea un nuevo seguro de desempleo (aunque quién sabe si encuentres chamba).

¿Recuerdan el impuesto por la tenencia de puertas y ventanas, en la época de Santa Anna, o el impuesto por cada caballo según si era flaco o gordo? Por ejemplo en Jalisco,  tienen un impuesto por tener fea tu fachada, y en Sonora hay un impuesto por tenencia de burros y caballos y otro por pasear en triciclo. O los impuestos más raros del mundo.

La experiencia histórica en México, indica que un aumento de las tasas inhibe el cumplimiento de las obligaciones tributarias, crean incentivos para evasión fiscal, desalientan la actividad productiva y en lugar de producir mayor recaudación dejan como salida una caída de los ingresos tributarios, una mayor expansión de la informalidad y un severo deterioro en el tejido social.

¿Quiénes van a pagar más impuestos?

Al estilo de Robin Hood, es una reforma que le quita a los ricos para darle a los pobres, afecta primordialmente a las clases medias y no resuelva de fondo los problemas fiscales.

Como les explicamos, la reforma hacendaria eliminará el IETU, el IDE, desaparecerá el régimen de consolidación fiscal (¿Qué diantres es eso? es cuando dos o más empresas presentan una sola declaración fiscal. Así, las pérdidas de una empresa pueden ser deducidas de las ganancias de otra) Habrá una nueva Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR). Habrá un impuesto de 10% por ganancias en la Bolsa de Valores, impuestos a las Agencias que se dedican a los Congresos y Exposiciones y se aplicará el IVA general a los chicles, colegiaturas, renta y venta de vivienda, transporte terrestre foráneo (olvídate de visitar al tío Juancho), alimentos para mascotas y joyería, además de conciertos y espectáculos públicos:

El problema con esta propuesta, es que no es muy claro ¿en qué consiste la Nueva Ley de ISR? ¿Si cobran un impuesto por las utilidades se permitirá la deducción de las pérdidas? ¿Por qué se centraliza la nómina de los maestros? No es claro como se resolverá el problema del gasto público en las entidades del país.

Necesitamos una reforma fiscal que promueva la inversión productiva y el crecimiento económico; es decir que el Estado tenga recursos para el combarte a la pobreza, infraestructura, servicios de salud, reducir la dependencia de los ingresos relacionados con el petróleo y aumentar el presupuesto a educación y cultura. El problema no es crear nuevos impuestos, sino que los impuestos se apliquen acorde a la ley.

¿Cómo tendría que ser la reforma fiscal?

  • Simplificar el pago de impuestos
  • Hacer más eficientes y transparentes los mecanismos de recaudación
  • Fortalecer los ingresos de estados y municipios
  • Combatir la evasión fiscal
  • Fomentar la formalización de la economía.

El gobierno federal tiene centralizado el cobro de impuestos  (el 80% del ingreso fiscal del país) y los gobiernos locales sólo los gastan. ¿por qué no se han reducido los niveles de desigualdad y pobreza en nuestro país?

charola_diputados

La reforma fiscal, antes que tributaria (qué impuestos, a qué tasa, y quién los paga), debe ser presupuestaria, (qué, cuánto y cómo gasta el gobierno), el gasto público queda en los bolsillos de los políticos. Urge implementar mecanismos de transparencia y rendición de cuentas del gobierno.

¿Por qué una reforma fiscal?

La recaudación promedio ha sido apenas el 13% del Producto Interno Bruto (PIB), la media de la OCDE se sitúa alrededor del 34%.De acuerdo con este organismo, con la recaudación tributaria de México es imposible atender las demandas de empleo, educación y gastos sociales.La asistencia social no es productiva, pero contribuye a mantener en paz a la gente.

¿Qué tiene que ver esto con PEMEX?

El problema de la baja recaudación tributaria ha sido compensado con ingresos petroleros elevados. Aquí están las consecuencias de la Reforma Energética, el problema es que en el paquete hacendario no incluyen una legislación fiscal para la industria petrolera. La OCDE, señalaba la necesidad de “una reforma fiscal que reduzca la dependencia a los ingresos petroleros mediante la ampliación de la base tributaria.

¿Una posible solución?

Algunos economistas sugieren la creación de un impuesto único universal del 9.6 por ciento con el que la gran mayoría de los contribuyentes pagarían menos porque todos los ingresos son gravados con una misma tasa, afirman que un sistema fiscal eficiente debe ser simple, entendible y fácil de cumplir. En total, 13 países han aplicado un impuesto único.

¿El aumento de impuestos puede causar una revolución?

Recordemos el motín del té, el punto de partida de la rebelión de las colonias inglesas en Norteamérica, las colonias que tenían un  impuesto al té. Cuando un cargamento de té llegó al puerto de Boston, los colonos americanos, asaltaron los barcos y tiraron por la borda más de cuarenta toneladas de té. Esa rebelión condujo a su Declaración de Independencia, de la que presentamos un fragmento ad hoc a nuestro contexto:

“cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, dirigida invariablemente al mismo objetivo, demuestra el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, derrocar ese gobierno y establecer nuevos resguardos para su futura seguridad.“

¿Qué estamos esperando para revolución del chicle?