El Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) confirmó hoy que en el gobierno de Andrés Granier Melo se cometieron irregularidades en el ejercicio del gasto público por un monto de casi cuatro mil millones de pesos.

En una auditoría ampliada, el órgano fiscalizador demostró que el gobierno tabasqueño anterior no comprobó el gasto de más de tres mil 828 millones de pesos en el último año del sexenio de Granier Melo, quien se encuentra detenido en el Hospital de Tepepan, en espera de ser trasladado para que enfrente los cargos por los que lo acusa la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

El informe de OSFE es complementario al que dio a conocer en agosto pasado, en el que detectó irregularidades en nueve dependencias por un monto de 5 mil 039 millones 251 mil 943 pesos con 99 centavos.

Los diputados no quedaron conformes con el primer informe y solicitaron al OSFE que ampliara las auditorías, cuyos resultados ya fueron entregados a la Primera Comisión Inspectora de Hacienda, en el que se determinó:

  • Secretaría de Educación: 60 millones 215 mil 700 pesos de un programa federal que no fueron utilizados para los fines presupuestados.
  • Secretaría de Salud: 21 millones 772 mil pesos por mal manejo del Seguro Popular.
  • Secretaría de Comunicaciones y Transportes: faltante de 173 millones por operación del sistema de transportes TransBus.
  • Secretaría de Desarrollo Económico: 2 millones 13 mil pesos desaparecidos en fideicomisos y 27 millones 443 mil pesos de la residencia oficial Quinta Grijalva.
  • En su primer informe de agosto, el OSFE reveló que en 2012 el gobierno de Andrés Granier Melo dejó irregularidades sin solventar por 5 mil 039 millones 251 mil 943 pesos con 99 centavos, en nueve dependencias del gobierno.

Si bien el escándalo se destapó el 1 de Enero, cuando el gobernador electo Arturo Nuñez asumió formalmente las riendas del estado, las sospechas sobre los desfalcos del equipo de Granier venían de tiempo atrás.

Vía: Proceso